miércoles, 24 de septiembre de 2014

EXISTE LA FATALIDAD?


EXISTE LA FATALIDAD?

©Giuseppe Isgró C.




Las pruebas elegidas previamente por el Espíritu antes de encarnar, van a conformar su destino, en determinado grado, en el nuevo ciclo de vida.
Esta realidad está conformada por diversas vertientes: En primer lugar, las pruebas que elige, el mismo Espíritu, de manera que pueda desarrollar habilidades en aquellas áreas en que él comprende que precisa fortalecerse.
Selecciona, también, determinadas pruebas para experimentar situaciones análogas a las que él ha ocasionado a otros, en vidas anteriores, como un aprendizaje.
Otras, las elige para optimizar aquellas aptitudes que previamente ha fortalecido, bien sea aportando un bien a la sociedad, o un servicio, que van a fungir como vocación existencial, y que reflejarán sus puntos fuertes; mientras que las otras pruebas lo harán con sus  puntos menos fuertes.
Empero, en segundo  lugar, su suma existencial, por la ley de afinidad, previo el veredicto de la de justicia, la de igualdad y la de compensación, van ubicándolo o reubicándolo, automáticamente, en el nuevo orden que le corresponde en el concierto de todas las cosas, tanto por sus fortalezas como por sus debilidades, en el cual orden, podrá, en mejor forma, optimizar las primeras y fortalecer las segundas.
Todo ello conlleva, paralelamente, el aprendizaje que precisa en uno o en otro sentido.
En tercer lugar, tenemos lo siguiente: dado que en el planeta tierra, o en el de turno en que se viva, en un determinado momento, existe un plan de vida y de estudios, que se va realizando en forma gradual, y sistemáticamente, por los pedagogos  planetarios, necesariamente, entre las pruebas existenciales y los estudios a realizar, se encuentran aquellos que se vinculan con este programa planetario.
El orden en que su suma existencial le ha colocado, por acción efectiva de la ley de afinidad, previo auxilio de las de justicia, igualdad y compensación, le ubica en un ambiente afín de seres que se encuentran en una esfera mental evolutiva que va desde un grado mínimo hasta otro de jerarquía superior, entre cuyos niveles cada quien recibe enseñanzas del que se encuentra en el rango superior y, a su vez, enseña, a los que les siguen, inmediatamente, en un justo y perfecto sistema y orden jerárquico, en la gran cadena evolutiva universal. Los afines se juntan en todos los niveles.
También es cierto que, si bien a nivel físico, en un área específica, convivan millones de personas, a nivel espiritual, en la ecología mental –conformada por Espíritus encarnados y por los que se encuentran en la dimensión espiritual- cada quien puede formar parte de una esfera mental diferente, de acuerdo al grado evolutivo arrojado por su suma existencial.
 Pese a vivir en el mismo ambiente físico, viven en diferentes mundos mentales.
Empero, por efectos de la resonancia magnética, los de nivel superior, en la escala evolutiva, influyen, positivamente, en los que les siguen en rango, tanto por la comunicación de contenidos mentales, vía telepática, como por el ejemplo, a nivel objetivo-visual.
Este efecto de influencia espiritual, se lleva a cabo, también, por interrelación entre las dimensiones espiritual y física, vía telepática, donde los Espíritus, cada uno en su respectivo nivel, aporta la ayuda o la influencia respectiva, pero, respetando, siempre, el libre albedrío de cada quien, como un derecho intrínseco de cada ser.


domingo, 21 de septiembre de 2014

EPÍSTOLA A SOPHÍA SOBRE EL LIBRE PENSAMIENTO





EPÍSTOLA A SOPHÍA
SOBRE EL LIBRE PENSAMIENTO

©Giuseppe Isgró C.


Apreciada Sophía:
Debo felicitarla por su excelente planteamiento relativo al libre pensamiento, sobre el cual le expresaré algunas opiniones, ya que otros aspectos de su enfoque precisan mayores reflexiones.
Ratifico mi percepción de que usted es una profunda pensadora, cuyo potencial, desarrollado en mayor grado, aún, arrojará en un futuro cercano importantes aportes por intermedio de sus ensayos. Es preciso explorar todas las vertientes del PODER DEL LIBRE PENSAMIENTO.
Recientemente, fui invitado para dictar una conferencia sobre “Humanismo, existencialismo y libre pensamiento”, la cual volví a dictar el 30 de octubre de 2011. Algunos aspectos contemplados en la misma permiten comprender diversas inquietudes planteadas por usted, sobre todo en lo relativo a la manipulación del libre pensamiento en la historia.
1. Usted plantea: Qué es el libre pensamiento?
Para emitir una definición es preciso discernir sobre diversos criterios en torno a la cuestión para luego elegir el enfoque que se va a expresar como la propia opinión al respecto. Para que sea válida, la opinión, se requiere un amplio conocimiento sobre la materia o investigar para obtenerla, sobre cuya base sopesar los elementos de juicio para tomar la decisión a que usted se refiere o “partido” sobre el particular. No siempre es fácil hacerlo con el simple razonamiento, es decir, mediante la lógica inductiva y deductiva. Son pocos quienes dominan el proceso del “silogismo” en la mecánica de la vida diaria, y aún dominándolo, se requiere la asistencia de la percepción intuitiva e inspirativa, en muchos casos, para resolver un gran número de cuestiones.
Empero, paralelamente, es preciso que la persona practique el desapego, para poder ejercer el libre pensamiento en la toma de decisiones de acuerdo a los valores universales de la verdad, de la justicia, de la igualdad, de la compensación, de la tolerancia, del perdón, del amor, de la generosidad, de la bondad, de la fortaleza, de la templanza, de la serenidad, de la humildad, de la paciencia, del respeto, de la dignidad, de la belleza, de la libertad, de la tolerancia, y un largo etcétera. El egoísmo, la vanidad, la intolerancia, el fanatismo, el apego, las pasiones, el vicio o hábitos nocivos, los prejuicios de toda índole, los atavismos, los dogmas, la soberbia, el falso orgullo, los intereses creados, los celos, y otros valores en polaridad negativa que pudiera coartar el libre pensamiento llevando a la persona a tomar decisiones que beneficien unilateralmente a una de las partes involucradas en perjuicio de otra. Es decir, para que exista libre pensamiento la persona debe regirse, primero, por los parámetros de los valores universales.
El pensamiento tiene sus leyes:
a) Principalmente la del libre albedrío. Pero, para ejercer libremente esta facultad es preciso someterse a las leyes cósmicas, rigiendo todo pensamiento y actos por los parámetros de los valores universales. Es decir, hay libertad de pensar, pero el pensamiento correcto se desenvuelve dentro de dichos valores universales que sustentan las leyes cósmicas, rechazando toda forma de pensar que se sale de la polaridad positiva. La conciencia refleja el respectivo sentimiento que índica cuando un pensamiento es correcto. Empero, las diversas condiciones mentales inhiben la libertad de aceptar o rechazar determinadas formas de pensamiento.
b) La ley del karma y la del vipaka; es decir: causa y efecto, siembra y recogida, actos y consecuencias.
c)  La ley de polaridad del pensamiento: implica que la persona tal como piensa actúa, tal como actúa y piensa crea las circunstancias de su propia vida, por cuanto, pensamientos positivos generan situaciones positivas, mientras que los negativos lo hacen en su misma polaridad. Cada acto por su índole crea karma positivo o negativo.
d) Se requiere voluntad, imaginación, conocimiento y práctica para revertir las condiciones negativas por otras positivas y por supuesto, libertad de pensamiento. Elegir libremente lo que se anhela pensar, ser, hacer o dejar de hacer. Es decir, el libre pensamiento genera la factibilidad de ser dueño del propio destino.
Por supuesto, suponer el libre pensamiento, en el ser humano, implica dar por hecho que los seres humanos piensan. Piensan los seres humanos? En qué grado? Piensan siempre o en algunas ocasiones? Piensan todos o solamente algunos? Quieren pensar los seres humanos? Realmente tengo mis reservas sobre este particular. La inmensa mayoría asume matrices de opiniones y ni siquiera se molesta en verificar si son ciertas o falsas. Se le atribuye credibilidad a quienes sustentan la autoridad “científica” y es precisamente en ese alto nivel que a través de la historia se han observado los más aberrantes casos que indican que, a pesar del nivel científico que sustentaban, una enorme cantidad de personas no pensaban y se rehusaban a abrir su mente para pensar en las nuevas posibilidades puestas antes sus ojos por quienes sí pensaban. Cuántas personas pagaron un alto costo, por esa razón? El número es cuantioso. Los más ignorantes son los más fanáticos y los que más se niegan a pensar. Muchos de esos grandes ignorantes ostentan impresionantes títulos. Gran número de ellos, al ser autoridades en alguna materia, estiman serlo también en otras que desconocen. Eso lo verificó Sócrates cuando se percató de que la única razón por la cual la pitia le había reconocido como el más sabio era porque se daba cuenta de que “sabía que no sabía lo que no sabía”. Sin duda, Sócrates sí pensaba.
Las matrices de opiniones en que se educan los niños y los jóvenes hasta los 15 años determinan unos esquemas mentales de los cuales, ya adultos, a un importante número de personas, le resulta difícil deshacerse, o liberarse, lo cual les inhibe su libertad de pensamiento, por cuanto rechazará toda idea contraria a la idea pre-formada y hábilmente forjada por los manipuladores de la sociedad, bien sea a nivel político, religioso, de consumismo, y un largo etcétera.
2. Usted estima que el libre pensamiento es algo complejo.
Todo es relativo, y existe la ley de la dualidad, expresada, también, mediante la polaridad positiva y la negativa, el blanco y el negro, el dulce y el amargo, la verdad y la falsedad, etcétera. O es blanco o es negro, o es dulce o es amargo. Pero, puede ser la mezcla de ambos, en algunos casos. Pero, o hay luz u  oscuridad, pero no las dos al mismo tiempo. O es verdad o es falso. O se es libre o se es esclavo. Por supuesto, en algunos casos, parcialmente libre, parcialmente esclavo. O decide, la persona, por sí misma, o depende de otra persona, en cuyo caso no es libre. Los valores universales, en este último caso no estarían rigiendo su libre juicio, guiándose por su veredicto.
En algunas personas, podría darse el caso que son libres pensadores a nivel profesional, pero no a nivel de espiritualidad ni en lo político. Todo depende del entorno en que se hayan formado y si han sido entrenados para pensar.
En ventas existe lo que se conoce como la formula P.A.N. Esto quiere decir: Poder adquisitivo, autoridad para decidir y necesidad. Cuando el vendedor profesional busca realizar una transacción comercial, somete al prospecto a la prueba de esta fórmula. Si la persona con quien trata tiene la necesidad y el poder adquisitivo, averigua, si la persona tiene, también, la autoridad para decidir, caso contario se hace cargo de quien la sustenta, y la busca, para cerrar el trato. En la compra de una casa, el cónyuge tiene el dinero y la necesidad, pero, la autoridad para decidir la suele tener la señora, cuyo consentimiento es preciso obtener para concluir el trato comercial. Para ser masón, el candidato que aspira a serlo, si para dar ese importante paso requiere el consentimiento de la señora o de los padres, no es un hombre libre. Libre es todo aquel ser que al tomar una decisión que considera justa la ejecuta aunque sea en contra de la opinión de todo el mundo, aún corriendo el riesgo de estar  equivocado en algún grado; pero si lo estuviera, rectificará oportunamente. Podría estar equivocado, pero demostraría que es un hombre, o una mujer libre. Libertad y conocimiento son dos cosas diferentes, pero coadyuvantes. En la medida en que se posea mayor conocimiento, se puede tener independencia de criterio. Entonces, uno se pregunta: -Por qué las personas profesionalmente mejor preparadas suelen ser empleadas por quienes en línea general no tienen formación académica, pero sí una dinámica y una visión de las que carece el técnico? El uno sabe, pero no tiene libertad de acción. Precisa incrementar la fortaleza, el valor, el coraje, la experiencia, la iniciativa, la seguridad en sí, la voluntad, la intención, etc. No es libre ni en el pensamiento ni en la acción. Prefiere no ser libre, no pensar, es mejor para este tipo de personas que otros piensen por ellos y venden su libertad por un sobre con un sueldo a final de mes o cada quincena. Es muy amplio el tema, y variado….
3. Usted dice que ha rastreado diferentes corrientes de libre pensamiento, denotando, con ello, un profundo interés por el tema.
Sería interesante que usted señalara los ejemplos a que se refiere. Su percepción es correcta en cuanto al libre pensamiento dentro de la Masonería. El 90% de los hombres más ilustres de la humanidad, a partir del año 1717, han sido masones, en todas las áreas de la actividad humana, y han impulsado el progreso en todas sus vertientes, mayoritariamente y siguen haciéndolo, en forma silenciosa. Empero, también hay libre pensadores entre los Espiritas, Teósofos, Rosacruces, Martinistas, Ocultistas, Taoístas, Sufíes, Budistas zen, Filósofos, Científicos, historiadores y yoghis y otros grupos diversos.
4. Usted afirma que la Francmasonería es una de las instituciones donde se práctica en mayor grado la libertad de pensamiento, en un mundo que va trascendiendo de una crisis a otra.
Las crisis económicas, las históricas, las espirituales y las culturales, son beneficiosas. Aportan el equilibrio y nacen oportunidades de crecimiento. Los principios de la Masonería se sustentan en los valores universales que son eternos e inmutables, los cuales se reflejan en su simbolismo. Pero, en el sucederse de las diversas generaciones, varía la percepción de los diferentes grupos en cuanto a los alcances de los valores universales, y en un proceso que se asemeja al sucederse del día y de la noche, en un momento dado puede haber un período de geminación de una nueva fase y lo que pareciera una crisis es un período de preparación hasta que vuelva la etapa activa, creadoras de nuevas realidades, u oportunidades. Son los hombres que integran una institución quienes suelen estar sometidos a crisis que desembocarán en un nuevo avance. Es preciso conocer a fondo los ciclos económicos, los históricos y los espirituales. Constituyen la herramienta esencial de todo conductor social.
5. Usted expresa que muchos grupos que dirigen los diversos segmentos sociales, tratan a los humanos como si fueran de inteligencia insuficiente para erigirse en líderes de su propio destino.
Sin duda usted tiene razón: para tener libre pensamiento es preciso un determinado grado de evolución en el propio estado de conciencia. Los grupos a que usted se refiere, no solamente consideran a la humanidad como menor de edad, sino que han buscado de mantener a la humanidad en un estado infantil para manipularla a su antojo, cosa que se sigue haciendo, aún, en elevado grado, más de lo que pudiera pensarse. Hay, en la actualidad, una acentuada tendencia, en este sentido, que busca fomentar una nueva etapa de oscurantismo, al igual que en la Edad media. Es preciso saberlo ver, pero, varios miles de millones no podrían verlo sin previa preparación, la cual la mayoría cree, además, no precisar.
6. Usted sugiere la necesidad de emanciparse de todo elemento inhibidor del libre pensamiento.
Buena percepción la suya.
7. Usted percibe la importancia de asimilar el conocimiento impartido por todas las corrientes de pensamiento, para desarrollar una percepción amplia de la realidad.
Excelente percepción.
8. Usted está conciente de que, cuando se conoce la respuesta, hay que aceptarlas, sin importunar a otros con preguntas innecesarias. Es decir, es preciso dejar de preguntar sobre lo que ya se conoce.
Hace algunos años, siendo muy joven, traté a un hombre muy singular que creía ser la reencarnación de alguien que vivió hace 36 siglos, evidentemente, un personaje bíblico: al margen de la veracidad de su creencia, era un hombre muy culto y tenía muchas ideas suficientemente claras. Durante un tiempo solía acompañarle en largas caminatas que él hacía diariamente, y le formulaba las preguntas claves que suele plantearse un chaval de 15 años con inquietudes diversas sobre la vida. Cierto día que le camuflé desde otro ángulo una pregunta que ya me había contestado, me respondió: -“No preguntes lo que ya sabe”. Él recordaba muy bien que me había respondido ya esa pregunta y no se dejó engañar por la variante que le presentaba. Lo cierto es que, esa respuesta me ha sido de gran utilidad a lo largo de muchos años. Jamás he vuelto a preguntar a nadie nada sobre cuyo particular yo supiese la respuesta, al igual que nunca realicé una pregunta, en ningún grupo en que he participado, dando acto seguido la respuesta para demostrar que poseía ese conocimiento, como suele ser usual en gran número de personas. Le debo a aquel singular personaje ese aprendizaje y algunos otros que he reseñado en un capítulo intitulado “MORALEJAS”, que forma parte de nuestro libro El Coraje de Vivir con Ética. .
9. Usted menciona correctamente que es preciso alcanzar determinada edad para desarrollar un óptimo nivel de libre pensamiento.
La edad es relativa, aunque usted tiene razón en la necesidad de alcanzar una determinada edad para que se manifieste cierto grado de madurez mental. Todo depende, no obstante, de la evolución que el ser trae de incontables existencias previas y del estado de conciencia alcanzado. Empero, las matrices de opiniones del entorno en que se forma marcarán unos límites que inhibirán su libertad de pensamiento gran parte de su vida adulta, a menos que entre en algún grupo que le entrenen en un orden más elevado de pensamiento que le permitan corregir esquemas equívocos. De un esquema equívoco puede pasar a otro igualmente limitado y exento de libertad de pensamiento. Aún dentro de los grupos que se denominan libres pensadores, racionalistas, científicos, filósofos, etcétera, pudiera no existir una verdadera libertad de pensamiento y regirse el grupo por matrices de pensamientos impuestas por sus respectivos líderes o maestros. Existen ejemplos miles: veamos uno: en un grupo filosófico determinado, el maestro del mismo opina que los animales no tienen espíritu sino un instinto. Empero, uno de los axiomas que pregona dicho maestro es: LA LEY ES UNA Y LA SUBSTANCIA ES UNA. UNO ES EL PRINCIPIO, UNO ES EL FIN. Si la ley es una, y el ser humano tiene Espíritu, alma y cuerpo, de igual manera todos los seres en los cuatro reinos naturales: HUMANO, ANIMAL, VEGETAL Y MINERAL, tienen cuerpo, alma y espíritu. La ley es una. Qué es un instinto? Un instinto es un grado rudimentario de inteligencia. Qué es la inteligencia? Es un atributo, o aptitud perceptiva-realizadora, un grado de conciencia acorde al estado evolutivo del ser. Quién posee el atributo de la inteligencia? EL ESPÍRITU. Existen incontables estudios científicos al respecto. Pero, en ese referido grupo, el cual dicho sea de paso tiene una elevada auto-estima como seres libre pensadores y racionalistas, por decir su maestro que los animales no tienen espíritu, repiten textualmente lo que dice su maestro, sin detenerse a analizar que puede estar equivocado. Pero ni siquiera eso, la matriz de opinión existente, les evita de realizar las investigaciones pertinentes en la extensa bibliografía mundial que rápidamente le haría ver la realidad al respecto, aunque por sí mismos, si pensaran un poco, se darían cuenta de la verdad.  Un trabajo nuestro intitulado LA INTELIGENCIA ANIMAL aportando elementos de juicios válidos que circunstancialmente cayó en un grupo yahoo relativo a la citada corriente de pensamiento, que dicho sea de paso, en línea general es de un contenido formidable, escandalizó al grupo y generó más de 200 correos electrónicos y comentarios, todos citando a su maestro, alegando que era imposible que pudiera haberse equivocado. Lo mismo pasó con Aristóteles durante 18 siglos, hasta el siglo XVI, todos los grandes pensadores consideraban a Aristóteles infalible en sus aseveraciones; cuando notaban que algo no coincidía con lo que él afirmaba, decían que las cosas debieron de haber cambiado desde su época. Si esto ha pasado con las mentes que se supone que piensan, a través de la historia, qué podemos esperar del resto de las personas. En el artículo LA INTELIGENCIA ANIMAL, insertado en los grupos de Facebook, se evidencia que los animales piensan y saben, y cuando saben, no se equivocan, y cuando no saben aprenden a resolver las situaciones que afrontan. Es un mundo apasionante.  Esa es la razón de la pregunta: Piensa el ser humano? Es una pregunta sobre cuya respuesta tengo ciertas reservas.
En cuanto a lo que usted dice de que “ningún ser humano está conforme con lo que tiene” “y que siempre quiere más……etc.”, ese es un mecanismo inteligente que ha puesto la naturaleza dentro de cada ser, en los cuatro reinos de la naturaleza, es: LA INSATISFACCIÓN CREADORA. Si el ser humano no tuviese en sí este mecanismo, el progreso se acabaría. En cambio, por la insatisfacción creadora, ninguna persona estará jamás satisfecha por mucho que sea el nivel alcanzado; siempre quiere más. Es el mecanismo de la ambición. Eso es saludable y se basa en la eterna polarización.  Lao Tse, en el Tao Te Ching, pone varios ejemplos extraordinarios al respecto. Por ejemplo, él dice: -“Cuando el hombre percibe lo que es la belleza, se da cuenta de lo que es la fealdad”. (Citado de memoria). Solemos centrar la atención en LA ETERNA POLARIZACIÓN. Es un tema apasionante y fue estudiado muy bien por la psicología humanística de Abraham Maslow y su escuela. En nuestro libro CÓMO DESARROLLAR LA AUTO-MAESTRÍA, existe una completa síntesis sobre el tema. Cuándo pararse o hasta cuánto lograr? Es una cuestión personal de cada quien. Los más ambiciosos no se paran jamás, afortunadamente. Gracias a ellos existe el progreso constante. Los alcances del espíritu son ilimitados. El espíritu está dotado de un poder potencialmente infinito, en el eterno ahora. 
I.   Centrar la atención en los valores universales, expande la conciencia: Amor, sabiduría, prudencia, justicia, igualdad, compensación, afinidad, orden, equilibrio, verdad, fortaleza, templanza, belleza, tolerancia, compasión, perdón, respeto, dignidad, honor, deber, honradez, humildad, autenticidad, libertad, paciencia, persistencia, alegría, confianza, fe, serenidad, seguridad en sí, entre otros. 
II.   Pensar libremente, sin prejuicios, sin límites, ver la realidad tal como es.  Aceptar la verdad sea cual fuere, afrontarla y asumirla.  El pensamiento correcto se hace realidad en la libertad.
III.   Solamente puede haber libertad de pensamiento cuando se expresan pensamientos correctos en perfecta correspondencias con los valores universales y dentro de sus parámetros y de la ley cósmica.
IV.   Libre elección, habilidades para tomar decisiones. Libre pensamiento, libre acción.  HAY LIBERTAD  PARA ACTUAR VOLUNTARIAMENTE EN ARMONÍA CON LAS LEYES CÓSMICAS. Podemos hacerlo también al margen de ellas, voluntariamente, pero pagaremos un costo, adquiriendo la experiencia respectiva positiva.  Libre de temor; confianza en los principios universales. Evidentemente, el ser humano tiene libertad de elegir, y paga un costo de oportunidad por cada elección que hace. Aún cuando deja de elegir, ello implica una elección. Una persona comprometida, deja de tener libertad de elección a menos que se libere del compromiso previo.
Son algunos aspectos anotados para meditar ulteriormente. El tema lo amérita. Cualquier reflexión posterior será un placer hacérsela llegar.
Esperando que estas breves y rápidas reflexiones “a vuela pluma” hayan en algún grado aportado elementos de juicios de algún interés para usted, sin embargo, no dude en mencionarme cualquier aspecto sobre el cual tenga un interés preciso que sea profundizado.
Le expreso las más sinceras gracias por su participación.



martes, 16 de septiembre de 2014

TERCERA EPÍSTOLA A SOPHÍA


TERCERA EPÍSTOLA A SOPHÍA

©Giuseppe Isgró C.

Apreciada Sophia:
Gracias, por su carta y sus comentarios.
A continuación le comento los aspectos relativos a sus planteamientos:
Usted me pregunta: -“Por qué es contraproducente hacer confidencias a una persona allegada, acerca de los propósitos que queramos realizar?”
·                    Salvo las excepciones válidas, en cada caso, como las de informar a personas vinculadas, (a quienes se está, por deber moral, obligados de contar determinados proyectos que les involucre, con la verdad por delante, sea cual fuere), como el cónyuge, los hijos, u otros familiares, un socio, una persona con quien se vaya a contraer matrimonio u otra clase de compromiso, como noviazgo, etc., personal o comercial, es preferible ser reservados en los proyecto, por las siguientes razones:
·                    PRINCIPIOS GENERALES:
A) Sea quien fuere la persona que se le comente el proyecto que se desea realizar, instantáneamente se activan fuerzas contrarias, o antagónicas, cuya resistencia inherente se asemeja a un campo de fuerza adversa que será preciso dominar como un “handicap” extra. Es decir, para realizar el mismo proyecto costará más esfuerzo lograrlo con éxito si se comenta, sin importar quien sea el, o la confidente, -salvo los casos de rigor, y las excepciones que luego analizaremos-, que si se mantuviese en silencio, o en secreto.
·                    Podría decirse, como una constante: Si se habla del proyecto, dejará de realizarse.  
·                    Si el proyecto que se desea llevar a cabo es muy importante, es preferible no decir nada a nadie; salvo, por supuesto, las muy pocas, y puntuales, excepciones.
B)                     A nivel mundial, muchas personas se han dado cuenta de este principio, razón por la cual, mantienen sus proyectos en silencio, mientras estén, aún, por concluir exitosamente. Esa es la regla: Hasta no realizar algo, no decirlo a nadie. Después ya no importa, por cuanto el objetivo está logrado.
·                    En el argot popular se suele decir: -“En boca cerrada no entran moscas”-. En algunos sentidos, esto tiene alguna vinculación. Hemos mencionado, en diversas partes, que: La naturaleza trabaja en silencio; es preciso emularla.
2.         Mientras mas allegada sea  la persona, más fuerza antagónica genera.
·                     Esto se explica por cuanto la persona más allegada puede tener más intereses en contra de la realización del proyecto;  pongamos unos ejemplos:
A)                En el caso de un joven con sus padres: Éste le cuenta sus proyectos, -de la índole que fueren-. Ambos progenitores, o uno de ellos, enseguida comienza a pensar en los peligros, imaginarios o reales, que su hijo, o hija, correrá, y en silencio, o por medio de la persuasión, comenzará(n) a sabotearle para que no realice su proyecto, sugiriéndole una enorme cantidad de razones en contra, -que de todas maneras, casi siempre, dándose el caso, hay que tomar en cuenta, porque muchas veces son realistas. Hay excepciones a la regla, y estos constituyen el 20% de los casos, sin que por ello, se deje de activar la fuerza antagónica en contra. Lo que ocurre es que el joven se impone sobre la resistencia y frente a las evidencias de que nada doblegará su voluntad, los demás se ven obligados a respetar su propósito. Pero, hubo un combate entre fuerzas, y se sigue manteniendo, aún, en el tiempo, lo que está acallada es la voz antagónica, pero tan pronto el joven tenga un pequeño tropiezo, emerge enseguida, diciéndole: -“Hijo, no te lo dije yo que no te metieras en eso, y un largo etcétera que cada quien ha oído, u observado, muchas veces.
 Pero hay cualquier clase de variantes, y los padres suelen tener muchos intereses ocultos en relación con los hijos. Asesorando a un gran número de personas, en el ámbito de nuestra actividad como consultor jurídico-inmobiliario, hemos podido observar casos que son inauditos. Esa es la razón por la cual se dice: -“Una cosa es lo que piensa el burro y otra quien lo arrea”-.
B) El hombre le cuenta a la esposa que piensa desarrollar un proyecto a nivel nacional, o internacional: lo que le significará tener que viajar, constantemente. En este caso, la esposa se la ingeniará, sutilmente, disuadiéndole para que no haga tal cosa, con miles de imaginarias circunstancias, o reales, tal vez, cuyos efectos maximizará. El temor del riesgo de las “aventuras” que podrá tener el hombre, -en las cuales él ni siquiera ha pensado- generará fuerzas adversas en contra del proyecto, a nivel objetivo, y al subjetivo: Invisible y/o mental. (Psicoquinesia, o telequinesia, es decir, la acción de la mente a distancia, por medio de la imaginación, del temor y de las expectativas negativas. Por supuesto, en personas positivas al 100%, se activan fuerzas  creadoras favorables).
C)     La esposa le cuenta al esposo su proyecto –de la índole que fuere-, y él se va a representar, mentalmente, que si la señora tiene éxito va a adquirir excesiva independencia, y él perderá poder sobre ella.
·  O bien, el desarrollo del proyecto significará viajar, salir, visitar gente, todo ello le da más independencia a la señora, posibilidades de aventuras, entre otras cosas, entonces él comenzará a sabotearle, con muchas sutilezas, con tacto y habilidad, en los más recatados; en otros, con la imposición poco respetuosa, y hasta rayando en poca cortesía. (Por supuesto que, hoy en día, la mujer es más independiente que antes, pero, salvo excepciones, el principio sigue siendo válido, porque tenemos al mismo hombre, y a la misma mujer, en el fondo).
·  Hemos visto, también, todas clases de variantes, por supuesto muchas de ellas inimaginables, que no merece la pena reseñarlas. Cuestión de egoísmo, tal vez, o de ausencia de amor, o simplemente de confianza en sí.
D)            Al mismo tiempo se suelta la imagen del proyecto que se desea realizar:
·             Al hablar del proyecto que se desea ejecutar, se suelta la imagen del mismo, y otras ideas van a suplantarle en la mente, y éstas son las que van a activar las fuerzas regidas por la ley de atracción.
·             Estas otras ideas son las antagónicas que en forma verbal, o telepáticamente, las personas a quien se les comunica el proyecto, comienzan a enviar, sistemáticamente, a veces hasta muchos meses después, o años. (Hay numerosas observaciones al respecto).
·             En algunos casos, es de tal magnitud la reacción antagónica, y tan notable, que se hace preciso usar esta estrategia: En conversación normal con la persona a quien se le contó el proyecto, como quien no quiere la cosa, se le dice: -Oye, sabe que desistí de aquel proyecto que te había contado; llegué a la conclusión de que no valía la pena. Acto seguido se pasa a otra cosa. Pese a lo cual, no dejarán de ser reveladores los comentarios de la otra persona. En todo caso, se notará como aquella persona experimenta un “alivio” al saber que usted se ha dejado de eso. (Realizando el proyecto, el amigo, o la amiga, sale del montón del cual él forma parte. El egoísmo tiene muchas vertientes ocultas de expresiones).
E)      Si no se habla, se mantiene la idea en la pantalla mental, con mayor posibilidad de lograr el éxito en el proyecto.
·  Pese a todo, es preciso escribir los objetivos, para darle carácter de permanencia, practicar la autosugestión, para fijarlos en la mente objetiva, y transferirlos en la subjetiva, -ordenador mental, y visualizarlos ya realizados, en su etapa culminante, sin anteponer canal de manifestación alguno, dejando a la mente psiconciente encargada del logro.
·  Esto quiere decir, que hay que dejar que la vida traiga el resultado por el canal que ella –por la ley cósmica- lo crea mejor, sin imponerle que sea obtenido a través de un conducto determinado, que podría ser el inadecuado. La sabiduría de la vida es infinita.
F)      Es decir: de por sí, las ideas suelen saltar de la pantalla mental, con facilidad, pero, se sueltan totalmente al hablar de los proyectos. Entonces, el esfuerzo por sujetarlas, es mayor, y se corre el riesgo de no llevar a cabo el proyecto.  Al hacerlo, la mente lo aleja de su centro de poder, que es la imagen en la pantalla mental, donde crea un campo de fuerza magnética que atrae a los elementos coadyuvantes y repele a los contrarios, por la ley de atracción cósmica.
G)     LA IMAGEN EN LA PANTALLA MENTAL: si la idea del proyecto permanece constantemente, allí, por la rememoración continúa, por la imaginación del proyecto realizado, visualizándolo, etc.; dado que las imágenes tienen fuerzas de atracción y de repulsión, si las mantenemos en la mente, relativas al proyectos, ellas son como un imán: Atraen a los elementos análogos y coadyuvantes a su logro, y repelen los contrarios.
·       El centro de poder es la pantalla mental, las semillas son las ideas del proyecto, y las ideas son, a la vez, imágenes mantenidas en la pantalla mental. Son fuerzas, de doble polaridad, que atraen como un imán.
·       Atraen las mismas cosas que se piensa o se siente, o se imagina, o se teme. Lo semejante atrae lo semejante. Los opuestos jamás se juntan. El aceite se mezcla con el aceite, el agua con el agua. El aceite y el agua no se mezclan, aunque estén juntos.
H)      Quiere decir que cuando deseamos realizar un proyecto, la mente lo atrae, pero si lo comentamos con alguien, la mente lo aleja? Por qué? Por lo siguiente:
PRIMERO: Al hablar del proyecto, la idea del mismo sale de la mente, Se suelta, y otras pasan a ocupar su lugar, y cuesta volver a reubicarla. (Hasta se llega a olvidarse de ella).  Es algo que se puede observar con un poco de atención. Al salir la idea de la mente, donde fungía de imán, deja de atraer a los elementos coadyuvantes inherentes. Es decir, se alejó la idea del centro de poder que es la pantalla mental, donde, al centrar la atención en la misma, se expande la conciencia sobre ella, y se activa el poder creador, tanto para su realización, atrayendo a los elementos coadyuvantes, como, también, un medio protector, aislando los elementos antagónicos, esa es la razón por la cual, a la fuerza de repulsión se de denomina: Ley de aislamiento cósmico.
SEGUNDO: La fuerza antagónica que se ha creado, es un poder adverso que va a obstaculizar la realización del proyecto, lo cual significa que habrá de emplearse más a fondo para realizarlo, pero, la mayoría de las veces, deja de hacerse.
·                          Entonces, por qué correr riesgos? Es mejor realizar los proyectos emulando a la naturaleza; en silencio. De esta manera, uno se asegura de que no interferirán fuerzas antagónicas que habrá, luego, que vencer, con un esfuerzo extra.
El libro Cómo desarrollar la Auto-Maestría, en sus dos primeros capítulos habla de este aspecto, y de otros inherentes, pero las ideas son, en esencia, las reseñadas aquí.
Entonces, surge la pregunta: -A quién podemos comentar nuestros proyectos?
·                   A LOS ASESORES PROFESIONALES: Están acostumbrados a ayudar a la gente a alcanzar sus propósitos, de cualquier índole. Generan fuerzas positivas y estimulantes. Hay que elegir bien al asesor, sea cual fuere el área inherente. Siempre es bueno centrar la atención sobre el paso en que se desea recibir la cooperación, sin entrar en detalles sobre el proyecto total, que debe permanecer en reserva, aún con los expertos.
·                   A los socios, a los usuarios, a la gente interesada en el proyecto, quienes sí van a prestar su concurso para su logro. Con todo, hay que hacerlo, cuando ya se haya consolidado y esté firme, y siempre, hablando de un paso a la vez, sin revelar la meta final a nadie.
·                   Hay excepciones, que cada quien sabrá cuales son.
       Es preciso mantener en silencio, también:
 1) Cuando el proyecto atraviesa por sus fases críticas o menos fáciles. No hay que hablar de ellas con nadie, ya que ello maximiza los efectos negativos. Hay excepciones: las personas de las cuales se precisa ayuda, -y sin entrar en detalles-, dando por hecho que todo está bien, ya que, si la persona no tiene confianza, cómo la va a estimular en los demás?
·                   Los problemas, son la salsa de la vida, los que mueven el mundo, y le dan sentido direccional a la existencia. Esto quiere decir, que si no hubiesen situaciones por resolver, no existiría la vida. Por lo cual, las situaciones por resolver, suelen constituir  las mayores oportunidades que la vida aporta, al igual que la nuez dentro de la cáscara.
·                   Las situaciones y los proyectos, en todas sus variantes, expresan el poder potencialmente infinito que posee el ser humano, siempre que los atienda, los asuma y los afronte, sin abandonar a mitad del camino, siguiendo hasta haberlos resuelto, o alcanzado.  
·                   En el momento en que cada quien se niega en abandonar, se activa el poder creador de la mente, y comienzan a surgir las coincidencias coadyuvantes a la solución o al logro, respectivamente.
Aquí pasa algo similar con los proyectos, pero en sentido inverso:
·                   Cuando hablamos de las situaciones por resolver, en sus fases menos fáciles: Una persona escucha el relato de los problemas, los maximiza, y luego, lo cuenta a otra, y ésta, a su vez a otra, y así sucesivamente. (Cada persona tiene un promedio de 250, o más, interrelacionados, por lo cual, en pocos días, pueden conocer esa situaciones miles de personas, con solo contar el caso a una amiga, o amigo, de estrecha amistad).  Cada una los maximiza más, se los supone más grandes de los que son al hablar  y al imaginarlos los crea por el principio de donde se centra la atención se expande la conciencia y el poder creador. Se va creando un campo de fuerzas abrumadoras en un gran número de personas comentadoras, quienes, centrando la atención en la que contó, originalmente, la situación, las recibe, telepáticamente, las cuales son fuerzas adicionales que tiene que vencer. Es el mismo principio: Donde centramos la atención, se expande la conciencia, y se activa el poder creador.  
·                   Si se centra la atención en los problemas, se activa la ley de atracción en ellos. Si se centra la atención en la solución, o en los objetivos, se canaliza positivamente, tanto las ideas obtenidas por la lógica inductiva y deductiva, como por la intuición y la inspiración, sobre el qué, el cómo, el cuándo, el dónde, el quién, el cuánto y el por qué, así como la fuerza creadora-motivadora inherente y suficiente a la magnitud de cada caso. Pero, en ambas vertientes, el silencio es creador, coadyuvante, y positivo, para cualquier persona.
·                   Probablemente, el problema ya esté resulto a los tres días, y, sin embargo, varios meses después, ese grupo de personas por donde ha circulado la información, probablemente sigan pensando que la que lo contó, lo siga teniendo, y muchas de ellas, hasta se le pueden alejar, ya que, un buen número de personas no quieren tratar con quienes tienen problemas, salvo excepciones.
·                   Esto puede afectar, también, el crédito personal. Cosas de humanos.
DESGASTE DE ENERGÍA:
·        Hablar de los propios objetivos, o situaciones desgasta la energía.
·        Activa la atención a nivel objetivo, y aquí está el verdadero secreto: Conversar, necesariamente, retrae a la persona a la dimensión objetiva, sustrayéndola de la dimensión subjetiva, que es donde se encuentran los poderes creadores de la mente; es decir: En el interior.  
·        Por eso se dice que para conectar con la Divinidad es preciso descentrar la atención del ego, e interiorizarla en el yo interno, y desde este centro de poder, conectarla con la fuente. En esa dimensión interior, creadora, sosegadora, inspiradora, se activan las ideas y las fuerzas coadyuvantes.
·        Por todo esto, es preciso hablar solo de cosas positivas, y cuando alguien cuenta cosas negativas de otros, atajarle, sugiriéndole: -Háblame de todo lo bueno que sepa de otros, nada negativo y salir de ese círculo cuanto antes.
·        Otro punto, es el de la conveniencia de no hablar sobre la salud. Sea cual fuere el estado en que la persona se encuentre, siempre debe decir que está bien; luego, cambiar de tema, enseguida.
Sophia, he colocado estas breves  ideas tal como han surgido. De haber algún aspecto adicional, será un placer comentarlo. Es un tema muy interesante.
Adelante.


Copyright Text

miércoles, 24 de septiembre de 2014

EXISTE LA FATALIDAD?


EXISTE LA FATALIDAD?

©Giuseppe Isgró C.




Las pruebas elegidas previamente por el Espíritu antes de encarnar, van a conformar su destino, en determinado grado, en el nuevo ciclo de vida.
Esta realidad está conformada por diversas vertientes: En primer lugar, las pruebas que elige, el mismo Espíritu, de manera que pueda desarrollar habilidades en aquellas áreas en que él comprende que precisa fortalecerse.
Selecciona, también, determinadas pruebas para experimentar situaciones análogas a las que él ha ocasionado a otros, en vidas anteriores, como un aprendizaje.
Otras, las elige para optimizar aquellas aptitudes que previamente ha fortalecido, bien sea aportando un bien a la sociedad, o un servicio, que van a fungir como vocación existencial, y que reflejarán sus puntos fuertes; mientras que las otras pruebas lo harán con sus  puntos menos fuertes.
Empero, en segundo  lugar, su suma existencial, por la ley de afinidad, previo el veredicto de la de justicia, la de igualdad y la de compensación, van ubicándolo o reubicándolo, automáticamente, en el nuevo orden que le corresponde en el concierto de todas las cosas, tanto por sus fortalezas como por sus debilidades, en el cual orden, podrá, en mejor forma, optimizar las primeras y fortalecer las segundas.
Todo ello conlleva, paralelamente, el aprendizaje que precisa en uno o en otro sentido.
En tercer lugar, tenemos lo siguiente: dado que en el planeta tierra, o en el de turno en que se viva, en un determinado momento, existe un plan de vida y de estudios, que se va realizando en forma gradual, y sistemáticamente, por los pedagogos  planetarios, necesariamente, entre las pruebas existenciales y los estudios a realizar, se encuentran aquellos que se vinculan con este programa planetario.
El orden en que su suma existencial le ha colocado, por acción efectiva de la ley de afinidad, previo auxilio de las de justicia, igualdad y compensación, le ubica en un ambiente afín de seres que se encuentran en una esfera mental evolutiva que va desde un grado mínimo hasta otro de jerarquía superior, entre cuyos niveles cada quien recibe enseñanzas del que se encuentra en el rango superior y, a su vez, enseña, a los que les siguen, inmediatamente, en un justo y perfecto sistema y orden jerárquico, en la gran cadena evolutiva universal. Los afines se juntan en todos los niveles.
También es cierto que, si bien a nivel físico, en un área específica, convivan millones de personas, a nivel espiritual, en la ecología mental –conformada por Espíritus encarnados y por los que se encuentran en la dimensión espiritual- cada quien puede formar parte de una esfera mental diferente, de acuerdo al grado evolutivo arrojado por su suma existencial.
 Pese a vivir en el mismo ambiente físico, viven en diferentes mundos mentales.
Empero, por efectos de la resonancia magnética, los de nivel superior, en la escala evolutiva, influyen, positivamente, en los que les siguen en rango, tanto por la comunicación de contenidos mentales, vía telepática, como por el ejemplo, a nivel objetivo-visual.
Este efecto de influencia espiritual, se lleva a cabo, también, por interrelación entre las dimensiones espiritual y física, vía telepática, donde los Espíritus, cada uno en su respectivo nivel, aporta la ayuda o la influencia respectiva, pero, respetando, siempre, el libre albedrío de cada quien, como un derecho intrínseco de cada ser.


domingo, 21 de septiembre de 2014

EPÍSTOLA A SOPHÍA SOBRE EL LIBRE PENSAMIENTO





EPÍSTOLA A SOPHÍA
SOBRE EL LIBRE PENSAMIENTO

©Giuseppe Isgró C.


Apreciada Sophía:
Debo felicitarla por su excelente planteamiento relativo al libre pensamiento, sobre el cual le expresaré algunas opiniones, ya que otros aspectos de su enfoque precisan mayores reflexiones.
Ratifico mi percepción de que usted es una profunda pensadora, cuyo potencial, desarrollado en mayor grado, aún, arrojará en un futuro cercano importantes aportes por intermedio de sus ensayos. Es preciso explorar todas las vertientes del PODER DEL LIBRE PENSAMIENTO.
Recientemente, fui invitado para dictar una conferencia sobre “Humanismo, existencialismo y libre pensamiento”, la cual volví a dictar el 30 de octubre de 2011. Algunos aspectos contemplados en la misma permiten comprender diversas inquietudes planteadas por usted, sobre todo en lo relativo a la manipulación del libre pensamiento en la historia.
1. Usted plantea: Qué es el libre pensamiento?
Para emitir una definición es preciso discernir sobre diversos criterios en torno a la cuestión para luego elegir el enfoque que se va a expresar como la propia opinión al respecto. Para que sea válida, la opinión, se requiere un amplio conocimiento sobre la materia o investigar para obtenerla, sobre cuya base sopesar los elementos de juicio para tomar la decisión a que usted se refiere o “partido” sobre el particular. No siempre es fácil hacerlo con el simple razonamiento, es decir, mediante la lógica inductiva y deductiva. Son pocos quienes dominan el proceso del “silogismo” en la mecánica de la vida diaria, y aún dominándolo, se requiere la asistencia de la percepción intuitiva e inspirativa, en muchos casos, para resolver un gran número de cuestiones.
Empero, paralelamente, es preciso que la persona practique el desapego, para poder ejercer el libre pensamiento en la toma de decisiones de acuerdo a los valores universales de la verdad, de la justicia, de la igualdad, de la compensación, de la tolerancia, del perdón, del amor, de la generosidad, de la bondad, de la fortaleza, de la templanza, de la serenidad, de la humildad, de la paciencia, del respeto, de la dignidad, de la belleza, de la libertad, de la tolerancia, y un largo etcétera. El egoísmo, la vanidad, la intolerancia, el fanatismo, el apego, las pasiones, el vicio o hábitos nocivos, los prejuicios de toda índole, los atavismos, los dogmas, la soberbia, el falso orgullo, los intereses creados, los celos, y otros valores en polaridad negativa que pudiera coartar el libre pensamiento llevando a la persona a tomar decisiones que beneficien unilateralmente a una de las partes involucradas en perjuicio de otra. Es decir, para que exista libre pensamiento la persona debe regirse, primero, por los parámetros de los valores universales.
El pensamiento tiene sus leyes:
a) Principalmente la del libre albedrío. Pero, para ejercer libremente esta facultad es preciso someterse a las leyes cósmicas, rigiendo todo pensamiento y actos por los parámetros de los valores universales. Es decir, hay libertad de pensar, pero el pensamiento correcto se desenvuelve dentro de dichos valores universales que sustentan las leyes cósmicas, rechazando toda forma de pensar que se sale de la polaridad positiva. La conciencia refleja el respectivo sentimiento que índica cuando un pensamiento es correcto. Empero, las diversas condiciones mentales inhiben la libertad de aceptar o rechazar determinadas formas de pensamiento.
b) La ley del karma y la del vipaka; es decir: causa y efecto, siembra y recogida, actos y consecuencias.
c)  La ley de polaridad del pensamiento: implica que la persona tal como piensa actúa, tal como actúa y piensa crea las circunstancias de su propia vida, por cuanto, pensamientos positivos generan situaciones positivas, mientras que los negativos lo hacen en su misma polaridad. Cada acto por su índole crea karma positivo o negativo.
d) Se requiere voluntad, imaginación, conocimiento y práctica para revertir las condiciones negativas por otras positivas y por supuesto, libertad de pensamiento. Elegir libremente lo que se anhela pensar, ser, hacer o dejar de hacer. Es decir, el libre pensamiento genera la factibilidad de ser dueño del propio destino.
Por supuesto, suponer el libre pensamiento, en el ser humano, implica dar por hecho que los seres humanos piensan. Piensan los seres humanos? En qué grado? Piensan siempre o en algunas ocasiones? Piensan todos o solamente algunos? Quieren pensar los seres humanos? Realmente tengo mis reservas sobre este particular. La inmensa mayoría asume matrices de opiniones y ni siquiera se molesta en verificar si son ciertas o falsas. Se le atribuye credibilidad a quienes sustentan la autoridad “científica” y es precisamente en ese alto nivel que a través de la historia se han observado los más aberrantes casos que indican que, a pesar del nivel científico que sustentaban, una enorme cantidad de personas no pensaban y se rehusaban a abrir su mente para pensar en las nuevas posibilidades puestas antes sus ojos por quienes sí pensaban. Cuántas personas pagaron un alto costo, por esa razón? El número es cuantioso. Los más ignorantes son los más fanáticos y los que más se niegan a pensar. Muchos de esos grandes ignorantes ostentan impresionantes títulos. Gran número de ellos, al ser autoridades en alguna materia, estiman serlo también en otras que desconocen. Eso lo verificó Sócrates cuando se percató de que la única razón por la cual la pitia le había reconocido como el más sabio era porque se daba cuenta de que “sabía que no sabía lo que no sabía”. Sin duda, Sócrates sí pensaba.
Las matrices de opiniones en que se educan los niños y los jóvenes hasta los 15 años determinan unos esquemas mentales de los cuales, ya adultos, a un importante número de personas, le resulta difícil deshacerse, o liberarse, lo cual les inhibe su libertad de pensamiento, por cuanto rechazará toda idea contraria a la idea pre-formada y hábilmente forjada por los manipuladores de la sociedad, bien sea a nivel político, religioso, de consumismo, y un largo etcétera.
2. Usted estima que el libre pensamiento es algo complejo.
Todo es relativo, y existe la ley de la dualidad, expresada, también, mediante la polaridad positiva y la negativa, el blanco y el negro, el dulce y el amargo, la verdad y la falsedad, etcétera. O es blanco o es negro, o es dulce o es amargo. Pero, puede ser la mezcla de ambos, en algunos casos. Pero, o hay luz u  oscuridad, pero no las dos al mismo tiempo. O es verdad o es falso. O se es libre o se es esclavo. Por supuesto, en algunos casos, parcialmente libre, parcialmente esclavo. O decide, la persona, por sí misma, o depende de otra persona, en cuyo caso no es libre. Los valores universales, en este último caso no estarían rigiendo su libre juicio, guiándose por su veredicto.
En algunas personas, podría darse el caso que son libres pensadores a nivel profesional, pero no a nivel de espiritualidad ni en lo político. Todo depende del entorno en que se hayan formado y si han sido entrenados para pensar.
En ventas existe lo que se conoce como la formula P.A.N. Esto quiere decir: Poder adquisitivo, autoridad para decidir y necesidad. Cuando el vendedor profesional busca realizar una transacción comercial, somete al prospecto a la prueba de esta fórmula. Si la persona con quien trata tiene la necesidad y el poder adquisitivo, averigua, si la persona tiene, también, la autoridad para decidir, caso contario se hace cargo de quien la sustenta, y la busca, para cerrar el trato. En la compra de una casa, el cónyuge tiene el dinero y la necesidad, pero, la autoridad para decidir la suele tener la señora, cuyo consentimiento es preciso obtener para concluir el trato comercial. Para ser masón, el candidato que aspira a serlo, si para dar ese importante paso requiere el consentimiento de la señora o de los padres, no es un hombre libre. Libre es todo aquel ser que al tomar una decisión que considera justa la ejecuta aunque sea en contra de la opinión de todo el mundo, aún corriendo el riesgo de estar  equivocado en algún grado; pero si lo estuviera, rectificará oportunamente. Podría estar equivocado, pero demostraría que es un hombre, o una mujer libre. Libertad y conocimiento son dos cosas diferentes, pero coadyuvantes. En la medida en que se posea mayor conocimiento, se puede tener independencia de criterio. Entonces, uno se pregunta: -Por qué las personas profesionalmente mejor preparadas suelen ser empleadas por quienes en línea general no tienen formación académica, pero sí una dinámica y una visión de las que carece el técnico? El uno sabe, pero no tiene libertad de acción. Precisa incrementar la fortaleza, el valor, el coraje, la experiencia, la iniciativa, la seguridad en sí, la voluntad, la intención, etc. No es libre ni en el pensamiento ni en la acción. Prefiere no ser libre, no pensar, es mejor para este tipo de personas que otros piensen por ellos y venden su libertad por un sobre con un sueldo a final de mes o cada quincena. Es muy amplio el tema, y variado….
3. Usted dice que ha rastreado diferentes corrientes de libre pensamiento, denotando, con ello, un profundo interés por el tema.
Sería interesante que usted señalara los ejemplos a que se refiere. Su percepción es correcta en cuanto al libre pensamiento dentro de la Masonería. El 90% de los hombres más ilustres de la humanidad, a partir del año 1717, han sido masones, en todas las áreas de la actividad humana, y han impulsado el progreso en todas sus vertientes, mayoritariamente y siguen haciéndolo, en forma silenciosa. Empero, también hay libre pensadores entre los Espiritas, Teósofos, Rosacruces, Martinistas, Ocultistas, Taoístas, Sufíes, Budistas zen, Filósofos, Científicos, historiadores y yoghis y otros grupos diversos.
4. Usted afirma que la Francmasonería es una de las instituciones donde se práctica en mayor grado la libertad de pensamiento, en un mundo que va trascendiendo de una crisis a otra.
Las crisis económicas, las históricas, las espirituales y las culturales, son beneficiosas. Aportan el equilibrio y nacen oportunidades de crecimiento. Los principios de la Masonería se sustentan en los valores universales que son eternos e inmutables, los cuales se reflejan en su simbolismo. Pero, en el sucederse de las diversas generaciones, varía la percepción de los diferentes grupos en cuanto a los alcances de los valores universales, y en un proceso que se asemeja al sucederse del día y de la noche, en un momento dado puede haber un período de geminación de una nueva fase y lo que pareciera una crisis es un período de preparación hasta que vuelva la etapa activa, creadoras de nuevas realidades, u oportunidades. Son los hombres que integran una institución quienes suelen estar sometidos a crisis que desembocarán en un nuevo avance. Es preciso conocer a fondo los ciclos económicos, los históricos y los espirituales. Constituyen la herramienta esencial de todo conductor social.
5. Usted expresa que muchos grupos que dirigen los diversos segmentos sociales, tratan a los humanos como si fueran de inteligencia insuficiente para erigirse en líderes de su propio destino.
Sin duda usted tiene razón: para tener libre pensamiento es preciso un determinado grado de evolución en el propio estado de conciencia. Los grupos a que usted se refiere, no solamente consideran a la humanidad como menor de edad, sino que han buscado de mantener a la humanidad en un estado infantil para manipularla a su antojo, cosa que se sigue haciendo, aún, en elevado grado, más de lo que pudiera pensarse. Hay, en la actualidad, una acentuada tendencia, en este sentido, que busca fomentar una nueva etapa de oscurantismo, al igual que en la Edad media. Es preciso saberlo ver, pero, varios miles de millones no podrían verlo sin previa preparación, la cual la mayoría cree, además, no precisar.
6. Usted sugiere la necesidad de emanciparse de todo elemento inhibidor del libre pensamiento.
Buena percepción la suya.
7. Usted percibe la importancia de asimilar el conocimiento impartido por todas las corrientes de pensamiento, para desarrollar una percepción amplia de la realidad.
Excelente percepción.
8. Usted está conciente de que, cuando se conoce la respuesta, hay que aceptarlas, sin importunar a otros con preguntas innecesarias. Es decir, es preciso dejar de preguntar sobre lo que ya se conoce.
Hace algunos años, siendo muy joven, traté a un hombre muy singular que creía ser la reencarnación de alguien que vivió hace 36 siglos, evidentemente, un personaje bíblico: al margen de la veracidad de su creencia, era un hombre muy culto y tenía muchas ideas suficientemente claras. Durante un tiempo solía acompañarle en largas caminatas que él hacía diariamente, y le formulaba las preguntas claves que suele plantearse un chaval de 15 años con inquietudes diversas sobre la vida. Cierto día que le camuflé desde otro ángulo una pregunta que ya me había contestado, me respondió: -“No preguntes lo que ya sabe”. Él recordaba muy bien que me había respondido ya esa pregunta y no se dejó engañar por la variante que le presentaba. Lo cierto es que, esa respuesta me ha sido de gran utilidad a lo largo de muchos años. Jamás he vuelto a preguntar a nadie nada sobre cuyo particular yo supiese la respuesta, al igual que nunca realicé una pregunta, en ningún grupo en que he participado, dando acto seguido la respuesta para demostrar que poseía ese conocimiento, como suele ser usual en gran número de personas. Le debo a aquel singular personaje ese aprendizaje y algunos otros que he reseñado en un capítulo intitulado “MORALEJAS”, que forma parte de nuestro libro El Coraje de Vivir con Ética. .
9. Usted menciona correctamente que es preciso alcanzar determinada edad para desarrollar un óptimo nivel de libre pensamiento.
La edad es relativa, aunque usted tiene razón en la necesidad de alcanzar una determinada edad para que se manifieste cierto grado de madurez mental. Todo depende, no obstante, de la evolución que el ser trae de incontables existencias previas y del estado de conciencia alcanzado. Empero, las matrices de opiniones del entorno en que se forma marcarán unos límites que inhibirán su libertad de pensamiento gran parte de su vida adulta, a menos que entre en algún grupo que le entrenen en un orden más elevado de pensamiento que le permitan corregir esquemas equívocos. De un esquema equívoco puede pasar a otro igualmente limitado y exento de libertad de pensamiento. Aún dentro de los grupos que se denominan libres pensadores, racionalistas, científicos, filósofos, etcétera, pudiera no existir una verdadera libertad de pensamiento y regirse el grupo por matrices de pensamientos impuestas por sus respectivos líderes o maestros. Existen ejemplos miles: veamos uno: en un grupo filosófico determinado, el maestro del mismo opina que los animales no tienen espíritu sino un instinto. Empero, uno de los axiomas que pregona dicho maestro es: LA LEY ES UNA Y LA SUBSTANCIA ES UNA. UNO ES EL PRINCIPIO, UNO ES EL FIN. Si la ley es una, y el ser humano tiene Espíritu, alma y cuerpo, de igual manera todos los seres en los cuatro reinos naturales: HUMANO, ANIMAL, VEGETAL Y MINERAL, tienen cuerpo, alma y espíritu. La ley es una. Qué es un instinto? Un instinto es un grado rudimentario de inteligencia. Qué es la inteligencia? Es un atributo, o aptitud perceptiva-realizadora, un grado de conciencia acorde al estado evolutivo del ser. Quién posee el atributo de la inteligencia? EL ESPÍRITU. Existen incontables estudios científicos al respecto. Pero, en ese referido grupo, el cual dicho sea de paso tiene una elevada auto-estima como seres libre pensadores y racionalistas, por decir su maestro que los animales no tienen espíritu, repiten textualmente lo que dice su maestro, sin detenerse a analizar que puede estar equivocado. Pero ni siquiera eso, la matriz de opinión existente, les evita de realizar las investigaciones pertinentes en la extensa bibliografía mundial que rápidamente le haría ver la realidad al respecto, aunque por sí mismos, si pensaran un poco, se darían cuenta de la verdad.  Un trabajo nuestro intitulado LA INTELIGENCIA ANIMAL aportando elementos de juicios válidos que circunstancialmente cayó en un grupo yahoo relativo a la citada corriente de pensamiento, que dicho sea de paso, en línea general es de un contenido formidable, escandalizó al grupo y generó más de 200 correos electrónicos y comentarios, todos citando a su maestro, alegando que era imposible que pudiera haberse equivocado. Lo mismo pasó con Aristóteles durante 18 siglos, hasta el siglo XVI, todos los grandes pensadores consideraban a Aristóteles infalible en sus aseveraciones; cuando notaban que algo no coincidía con lo que él afirmaba, decían que las cosas debieron de haber cambiado desde su época. Si esto ha pasado con las mentes que se supone que piensan, a través de la historia, qué podemos esperar del resto de las personas. En el artículo LA INTELIGENCIA ANIMAL, insertado en los grupos de Facebook, se evidencia que los animales piensan y saben, y cuando saben, no se equivocan, y cuando no saben aprenden a resolver las situaciones que afrontan. Es un mundo apasionante.  Esa es la razón de la pregunta: Piensa el ser humano? Es una pregunta sobre cuya respuesta tengo ciertas reservas.
En cuanto a lo que usted dice de que “ningún ser humano está conforme con lo que tiene” “y que siempre quiere más……etc.”, ese es un mecanismo inteligente que ha puesto la naturaleza dentro de cada ser, en los cuatro reinos de la naturaleza, es: LA INSATISFACCIÓN CREADORA. Si el ser humano no tuviese en sí este mecanismo, el progreso se acabaría. En cambio, por la insatisfacción creadora, ninguna persona estará jamás satisfecha por mucho que sea el nivel alcanzado; siempre quiere más. Es el mecanismo de la ambición. Eso es saludable y se basa en la eterna polarización.  Lao Tse, en el Tao Te Ching, pone varios ejemplos extraordinarios al respecto. Por ejemplo, él dice: -“Cuando el hombre percibe lo que es la belleza, se da cuenta de lo que es la fealdad”. (Citado de memoria). Solemos centrar la atención en LA ETERNA POLARIZACIÓN. Es un tema apasionante y fue estudiado muy bien por la psicología humanística de Abraham Maslow y su escuela. En nuestro libro CÓMO DESARROLLAR LA AUTO-MAESTRÍA, existe una completa síntesis sobre el tema. Cuándo pararse o hasta cuánto lograr? Es una cuestión personal de cada quien. Los más ambiciosos no se paran jamás, afortunadamente. Gracias a ellos existe el progreso constante. Los alcances del espíritu son ilimitados. El espíritu está dotado de un poder potencialmente infinito, en el eterno ahora. 
I.   Centrar la atención en los valores universales, expande la conciencia: Amor, sabiduría, prudencia, justicia, igualdad, compensación, afinidad, orden, equilibrio, verdad, fortaleza, templanza, belleza, tolerancia, compasión, perdón, respeto, dignidad, honor, deber, honradez, humildad, autenticidad, libertad, paciencia, persistencia, alegría, confianza, fe, serenidad, seguridad en sí, entre otros. 
II.   Pensar libremente, sin prejuicios, sin límites, ver la realidad tal como es.  Aceptar la verdad sea cual fuere, afrontarla y asumirla.  El pensamiento correcto se hace realidad en la libertad.
III.   Solamente puede haber libertad de pensamiento cuando se expresan pensamientos correctos en perfecta correspondencias con los valores universales y dentro de sus parámetros y de la ley cósmica.
IV.   Libre elección, habilidades para tomar decisiones. Libre pensamiento, libre acción.  HAY LIBERTAD  PARA ACTUAR VOLUNTARIAMENTE EN ARMONÍA CON LAS LEYES CÓSMICAS. Podemos hacerlo también al margen de ellas, voluntariamente, pero pagaremos un costo, adquiriendo la experiencia respectiva positiva.  Libre de temor; confianza en los principios universales. Evidentemente, el ser humano tiene libertad de elegir, y paga un costo de oportunidad por cada elección que hace. Aún cuando deja de elegir, ello implica una elección. Una persona comprometida, deja de tener libertad de elección a menos que se libere del compromiso previo.
Son algunos aspectos anotados para meditar ulteriormente. El tema lo amérita. Cualquier reflexión posterior será un placer hacérsela llegar.
Esperando que estas breves y rápidas reflexiones “a vuela pluma” hayan en algún grado aportado elementos de juicios de algún interés para usted, sin embargo, no dude en mencionarme cualquier aspecto sobre el cual tenga un interés preciso que sea profundizado.
Le expreso las más sinceras gracias por su participación.



martes, 16 de septiembre de 2014

TERCERA EPÍSTOLA A SOPHÍA


TERCERA EPÍSTOLA A SOPHÍA

©Giuseppe Isgró C.

Apreciada Sophia:
Gracias, por su carta y sus comentarios.
A continuación le comento los aspectos relativos a sus planteamientos:
Usted me pregunta: -“Por qué es contraproducente hacer confidencias a una persona allegada, acerca de los propósitos que queramos realizar?”
·                    Salvo las excepciones válidas, en cada caso, como las de informar a personas vinculadas, (a quienes se está, por deber moral, obligados de contar determinados proyectos que les involucre, con la verdad por delante, sea cual fuere), como el cónyuge, los hijos, u otros familiares, un socio, una persona con quien se vaya a contraer matrimonio u otra clase de compromiso, como noviazgo, etc., personal o comercial, es preferible ser reservados en los proyecto, por las siguientes razones:
·                    PRINCIPIOS GENERALES:
A) Sea quien fuere la persona que se le comente el proyecto que se desea realizar, instantáneamente se activan fuerzas contrarias, o antagónicas, cuya resistencia inherente se asemeja a un campo de fuerza adversa que será preciso dominar como un “handicap” extra. Es decir, para realizar el mismo proyecto costará más esfuerzo lograrlo con éxito si se comenta, sin importar quien sea el, o la confidente, -salvo los casos de rigor, y las excepciones que luego analizaremos-, que si se mantuviese en silencio, o en secreto.
·                    Podría decirse, como una constante: Si se habla del proyecto, dejará de realizarse.  
·                    Si el proyecto que se desea llevar a cabo es muy importante, es preferible no decir nada a nadie; salvo, por supuesto, las muy pocas, y puntuales, excepciones.
B)                     A nivel mundial, muchas personas se han dado cuenta de este principio, razón por la cual, mantienen sus proyectos en silencio, mientras estén, aún, por concluir exitosamente. Esa es la regla: Hasta no realizar algo, no decirlo a nadie. Después ya no importa, por cuanto el objetivo está logrado.
·                    En el argot popular se suele decir: -“En boca cerrada no entran moscas”-. En algunos sentidos, esto tiene alguna vinculación. Hemos mencionado, en diversas partes, que: La naturaleza trabaja en silencio; es preciso emularla.
2.         Mientras mas allegada sea  la persona, más fuerza antagónica genera.
·                     Esto se explica por cuanto la persona más allegada puede tener más intereses en contra de la realización del proyecto;  pongamos unos ejemplos:
A)                En el caso de un joven con sus padres: Éste le cuenta sus proyectos, -de la índole que fueren-. Ambos progenitores, o uno de ellos, enseguida comienza a pensar en los peligros, imaginarios o reales, que su hijo, o hija, correrá, y en silencio, o por medio de la persuasión, comenzará(n) a sabotearle para que no realice su proyecto, sugiriéndole una enorme cantidad de razones en contra, -que de todas maneras, casi siempre, dándose el caso, hay que tomar en cuenta, porque muchas veces son realistas. Hay excepciones a la regla, y estos constituyen el 20% de los casos, sin que por ello, se deje de activar la fuerza antagónica en contra. Lo que ocurre es que el joven se impone sobre la resistencia y frente a las evidencias de que nada doblegará su voluntad, los demás se ven obligados a respetar su propósito. Pero, hubo un combate entre fuerzas, y se sigue manteniendo, aún, en el tiempo, lo que está acallada es la voz antagónica, pero tan pronto el joven tenga un pequeño tropiezo, emerge enseguida, diciéndole: -“Hijo, no te lo dije yo que no te metieras en eso, y un largo etcétera que cada quien ha oído, u observado, muchas veces.
 Pero hay cualquier clase de variantes, y los padres suelen tener muchos intereses ocultos en relación con los hijos. Asesorando a un gran número de personas, en el ámbito de nuestra actividad como consultor jurídico-inmobiliario, hemos podido observar casos que son inauditos. Esa es la razón por la cual se dice: -“Una cosa es lo que piensa el burro y otra quien lo arrea”-.
B) El hombre le cuenta a la esposa que piensa desarrollar un proyecto a nivel nacional, o internacional: lo que le significará tener que viajar, constantemente. En este caso, la esposa se la ingeniará, sutilmente, disuadiéndole para que no haga tal cosa, con miles de imaginarias circunstancias, o reales, tal vez, cuyos efectos maximizará. El temor del riesgo de las “aventuras” que podrá tener el hombre, -en las cuales él ni siquiera ha pensado- generará fuerzas adversas en contra del proyecto, a nivel objetivo, y al subjetivo: Invisible y/o mental. (Psicoquinesia, o telequinesia, es decir, la acción de la mente a distancia, por medio de la imaginación, del temor y de las expectativas negativas. Por supuesto, en personas positivas al 100%, se activan fuerzas  creadoras favorables).
C)     La esposa le cuenta al esposo su proyecto –de la índole que fuere-, y él se va a representar, mentalmente, que si la señora tiene éxito va a adquirir excesiva independencia, y él perderá poder sobre ella.
·  O bien, el desarrollo del proyecto significará viajar, salir, visitar gente, todo ello le da más independencia a la señora, posibilidades de aventuras, entre otras cosas, entonces él comenzará a sabotearle, con muchas sutilezas, con tacto y habilidad, en los más recatados; en otros, con la imposición poco respetuosa, y hasta rayando en poca cortesía. (Por supuesto que, hoy en día, la mujer es más independiente que antes, pero, salvo excepciones, el principio sigue siendo válido, porque tenemos al mismo hombre, y a la misma mujer, en el fondo).
·  Hemos visto, también, todas clases de variantes, por supuesto muchas de ellas inimaginables, que no merece la pena reseñarlas. Cuestión de egoísmo, tal vez, o de ausencia de amor, o simplemente de confianza en sí.
D)            Al mismo tiempo se suelta la imagen del proyecto que se desea realizar:
·             Al hablar del proyecto que se desea ejecutar, se suelta la imagen del mismo, y otras ideas van a suplantarle en la mente, y éstas son las que van a activar las fuerzas regidas por la ley de atracción.
·             Estas otras ideas son las antagónicas que en forma verbal, o telepáticamente, las personas a quien se les comunica el proyecto, comienzan a enviar, sistemáticamente, a veces hasta muchos meses después, o años. (Hay numerosas observaciones al respecto).
·             En algunos casos, es de tal magnitud la reacción antagónica, y tan notable, que se hace preciso usar esta estrategia: En conversación normal con la persona a quien se le contó el proyecto, como quien no quiere la cosa, se le dice: -Oye, sabe que desistí de aquel proyecto que te había contado; llegué a la conclusión de que no valía la pena. Acto seguido se pasa a otra cosa. Pese a lo cual, no dejarán de ser reveladores los comentarios de la otra persona. En todo caso, se notará como aquella persona experimenta un “alivio” al saber que usted se ha dejado de eso. (Realizando el proyecto, el amigo, o la amiga, sale del montón del cual él forma parte. El egoísmo tiene muchas vertientes ocultas de expresiones).
E)      Si no se habla, se mantiene la idea en la pantalla mental, con mayor posibilidad de lograr el éxito en el proyecto.
·  Pese a todo, es preciso escribir los objetivos, para darle carácter de permanencia, practicar la autosugestión, para fijarlos en la mente objetiva, y transferirlos en la subjetiva, -ordenador mental, y visualizarlos ya realizados, en su etapa culminante, sin anteponer canal de manifestación alguno, dejando a la mente psiconciente encargada del logro.
·  Esto quiere decir, que hay que dejar que la vida traiga el resultado por el canal que ella –por la ley cósmica- lo crea mejor, sin imponerle que sea obtenido a través de un conducto determinado, que podría ser el inadecuado. La sabiduría de la vida es infinita.
F)      Es decir: de por sí, las ideas suelen saltar de la pantalla mental, con facilidad, pero, se sueltan totalmente al hablar de los proyectos. Entonces, el esfuerzo por sujetarlas, es mayor, y se corre el riesgo de no llevar a cabo el proyecto.  Al hacerlo, la mente lo aleja de su centro de poder, que es la imagen en la pantalla mental, donde crea un campo de fuerza magnética que atrae a los elementos coadyuvantes y repele a los contrarios, por la ley de atracción cósmica.
G)     LA IMAGEN EN LA PANTALLA MENTAL: si la idea del proyecto permanece constantemente, allí, por la rememoración continúa, por la imaginación del proyecto realizado, visualizándolo, etc.; dado que las imágenes tienen fuerzas de atracción y de repulsión, si las mantenemos en la mente, relativas al proyectos, ellas son como un imán: Atraen a los elementos análogos y coadyuvantes a su logro, y repelen los contrarios.
·       El centro de poder es la pantalla mental, las semillas son las ideas del proyecto, y las ideas son, a la vez, imágenes mantenidas en la pantalla mental. Son fuerzas, de doble polaridad, que atraen como un imán.
·       Atraen las mismas cosas que se piensa o se siente, o se imagina, o se teme. Lo semejante atrae lo semejante. Los opuestos jamás se juntan. El aceite se mezcla con el aceite, el agua con el agua. El aceite y el agua no se mezclan, aunque estén juntos.
H)      Quiere decir que cuando deseamos realizar un proyecto, la mente lo atrae, pero si lo comentamos con alguien, la mente lo aleja? Por qué? Por lo siguiente:
PRIMERO: Al hablar del proyecto, la idea del mismo sale de la mente, Se suelta, y otras pasan a ocupar su lugar, y cuesta volver a reubicarla. (Hasta se llega a olvidarse de ella).  Es algo que se puede observar con un poco de atención. Al salir la idea de la mente, donde fungía de imán, deja de atraer a los elementos coadyuvantes inherentes. Es decir, se alejó la idea del centro de poder que es la pantalla mental, donde, al centrar la atención en la misma, se expande la conciencia sobre ella, y se activa el poder creador, tanto para su realización, atrayendo a los elementos coadyuvantes, como, también, un medio protector, aislando los elementos antagónicos, esa es la razón por la cual, a la fuerza de repulsión se de denomina: Ley de aislamiento cósmico.
SEGUNDO: La fuerza antagónica que se ha creado, es un poder adverso que va a obstaculizar la realización del proyecto, lo cual significa que habrá de emplearse más a fondo para realizarlo, pero, la mayoría de las veces, deja de hacerse.
·                          Entonces, por qué correr riesgos? Es mejor realizar los proyectos emulando a la naturaleza; en silencio. De esta manera, uno se asegura de que no interferirán fuerzas antagónicas que habrá, luego, que vencer, con un esfuerzo extra.
El libro Cómo desarrollar la Auto-Maestría, en sus dos primeros capítulos habla de este aspecto, y de otros inherentes, pero las ideas son, en esencia, las reseñadas aquí.
Entonces, surge la pregunta: -A quién podemos comentar nuestros proyectos?
·                   A LOS ASESORES PROFESIONALES: Están acostumbrados a ayudar a la gente a alcanzar sus propósitos, de cualquier índole. Generan fuerzas positivas y estimulantes. Hay que elegir bien al asesor, sea cual fuere el área inherente. Siempre es bueno centrar la atención sobre el paso en que se desea recibir la cooperación, sin entrar en detalles sobre el proyecto total, que debe permanecer en reserva, aún con los expertos.
·                   A los socios, a los usuarios, a la gente interesada en el proyecto, quienes sí van a prestar su concurso para su logro. Con todo, hay que hacerlo, cuando ya se haya consolidado y esté firme, y siempre, hablando de un paso a la vez, sin revelar la meta final a nadie.
·                   Hay excepciones, que cada quien sabrá cuales son.
       Es preciso mantener en silencio, también:
 1) Cuando el proyecto atraviesa por sus fases críticas o menos fáciles. No hay que hablar de ellas con nadie, ya que ello maximiza los efectos negativos. Hay excepciones: las personas de las cuales se precisa ayuda, -y sin entrar en detalles-, dando por hecho que todo está bien, ya que, si la persona no tiene confianza, cómo la va a estimular en los demás?
·                   Los problemas, son la salsa de la vida, los que mueven el mundo, y le dan sentido direccional a la existencia. Esto quiere decir, que si no hubiesen situaciones por resolver, no existiría la vida. Por lo cual, las situaciones por resolver, suelen constituir  las mayores oportunidades que la vida aporta, al igual que la nuez dentro de la cáscara.
·                   Las situaciones y los proyectos, en todas sus variantes, expresan el poder potencialmente infinito que posee el ser humano, siempre que los atienda, los asuma y los afronte, sin abandonar a mitad del camino, siguiendo hasta haberlos resuelto, o alcanzado.  
·                   En el momento en que cada quien se niega en abandonar, se activa el poder creador de la mente, y comienzan a surgir las coincidencias coadyuvantes a la solución o al logro, respectivamente.
Aquí pasa algo similar con los proyectos, pero en sentido inverso:
·                   Cuando hablamos de las situaciones por resolver, en sus fases menos fáciles: Una persona escucha el relato de los problemas, los maximiza, y luego, lo cuenta a otra, y ésta, a su vez a otra, y así sucesivamente. (Cada persona tiene un promedio de 250, o más, interrelacionados, por lo cual, en pocos días, pueden conocer esa situaciones miles de personas, con solo contar el caso a una amiga, o amigo, de estrecha amistad).  Cada una los maximiza más, se los supone más grandes de los que son al hablar  y al imaginarlos los crea por el principio de donde se centra la atención se expande la conciencia y el poder creador. Se va creando un campo de fuerzas abrumadoras en un gran número de personas comentadoras, quienes, centrando la atención en la que contó, originalmente, la situación, las recibe, telepáticamente, las cuales son fuerzas adicionales que tiene que vencer. Es el mismo principio: Donde centramos la atención, se expande la conciencia, y se activa el poder creador.  
·                   Si se centra la atención en los problemas, se activa la ley de atracción en ellos. Si se centra la atención en la solución, o en los objetivos, se canaliza positivamente, tanto las ideas obtenidas por la lógica inductiva y deductiva, como por la intuición y la inspiración, sobre el qué, el cómo, el cuándo, el dónde, el quién, el cuánto y el por qué, así como la fuerza creadora-motivadora inherente y suficiente a la magnitud de cada caso. Pero, en ambas vertientes, el silencio es creador, coadyuvante, y positivo, para cualquier persona.
·                   Probablemente, el problema ya esté resulto a los tres días, y, sin embargo, varios meses después, ese grupo de personas por donde ha circulado la información, probablemente sigan pensando que la que lo contó, lo siga teniendo, y muchas de ellas, hasta se le pueden alejar, ya que, un buen número de personas no quieren tratar con quienes tienen problemas, salvo excepciones.
·                   Esto puede afectar, también, el crédito personal. Cosas de humanos.
DESGASTE DE ENERGÍA:
·        Hablar de los propios objetivos, o situaciones desgasta la energía.
·        Activa la atención a nivel objetivo, y aquí está el verdadero secreto: Conversar, necesariamente, retrae a la persona a la dimensión objetiva, sustrayéndola de la dimensión subjetiva, que es donde se encuentran los poderes creadores de la mente; es decir: En el interior.  
·        Por eso se dice que para conectar con la Divinidad es preciso descentrar la atención del ego, e interiorizarla en el yo interno, y desde este centro de poder, conectarla con la fuente. En esa dimensión interior, creadora, sosegadora, inspiradora, se activan las ideas y las fuerzas coadyuvantes.
·        Por todo esto, es preciso hablar solo de cosas positivas, y cuando alguien cuenta cosas negativas de otros, atajarle, sugiriéndole: -Háblame de todo lo bueno que sepa de otros, nada negativo y salir de ese círculo cuanto antes.
·        Otro punto, es el de la conveniencia de no hablar sobre la salud. Sea cual fuere el estado en que la persona se encuentre, siempre debe decir que está bien; luego, cambiar de tema, enseguida.
Sophia, he colocado estas breves  ideas tal como han surgido. De haber algún aspecto adicional, será un placer comentarlo. Es un tema muy interesante.
Adelante.