ERNESTO CORTAZAR

domingo, 15 de abril de 2018

Per meditare 1: VOLERE È POTERE: Di MICHELE LESSONA


Per meditare 1:

VOLERE È POTERE: Di MICHELE LESSONA

-“L'agricoltore che affida sempre allo stesso campo la stessa semenza, a poco a poco vede il suo campo isterilito. La qual cosa fe' sì che per molti secoli si reputò necesario che il terreno fosse lasciato riposare, cioè lasciato stare di tratto in tratto senza coltura”.

-“Oggi è provato che il campo può benissimo produrre ogni anno senza nulla perdere della sua fertilità, purchè invece di affidargli sempre la stessa semente, si osservino le leggi di un ben appropriato avvicendamento”.

-“Lo stesso si dica della mente umana: l'eccessivo restringere le cognizioni, il troppo raccogliere l'esercizio intorno ad una sola facoltà, non che vi dia uomini profondi in un ramo speciale di scienza, vi dà cervellini leggieri che si fermano alla prima superficie, gonfi di vanità, per quel po' che poco ben sanno, pieni di disprezzo per tutto il resto che non sanno, intolleranti, astiosi, scontenti di sè stessi e d'altrui”.

-“Non c'è ramo di studio che non s'innesti a parecchi altri, non c'è esercizio intellettuale che non si giovi di quel riposo che deriva non dalla inerzia, ma dal mutare d'applicazione”.

-“Il disegno porta vantaggi pratici nella vita assai più che non si creda; ma, lasciando star questi, esso giova insieme con la musica a temprare la mente, ad indurre nell'anima quel fiore di gentilezza che adorna non meno la vita dell'individuo che quella della società, nè si potrebbe in altra maniera acquistare”.




LA SONRISA DEL LÍDER JUSTO Y PERFECTO



LA SONRISA DEL LÍDER
JUSTO Y PERFECTO

©Giuseppe Isgró C.


Escudero, -dice Hidalgo:

Antes de iniciar nuestro diálogo, es preciso que, mentalmente, pidamos perdón a la hiena, por usarla como parangón al comparar su sonrisa con la del líder depredador,  ya que, si bien la sonrisa en ambos seres, uno del reino humano, y la otra del animal, es la misma, e idéntico el objetivo, en relación a determinados seres del entorno, la intención es marcadamente distinta.
La hiena, cuando ataca en manada a su presa, lo realiza con cuatro fines conocidos, y predeterminados, en la naturaleza de las cosas:
1)       El primero, su propia supervivencia, es decir, alimentarse;
2)       El segundo: mantener el equilibrio en la naturaleza;
3)       El tercero, cuando la manada de hienas es acorralada por un enemigo superior, sonríe para mantener las apariencias de fortaleza, y ataca para evitar, a su vez, ser presa de un depredador de mayor poderío;
4)       Y, el cuarto, realizar un juego dentro del concierto de la naturaleza de las cosas que, mantiene en perpetuo desarrollo las facultades de todos los integrantes de los cuatro reinos naturales. Es preciso  estar constantemente alerta, para defenderse, y sobrevivir, en la lucha por la existencia, ejercicio este que mantiene en acción continúa todas las facultades, y las optimiza.
Este entrenamiento activo es lo que desarrolla todas las aptitudes en los seres involucrados. En unos, para lograr su objetivo, van perfeccionando ad infinitun sus aptitudes y actitudes, y facultades inherentes, y en los otros, en la parte opuesta, y defensiva, logran los mismos resultados, es decir, depuración de los estados de conciencia, en las infinitas estaciones del Espíritu de cada ser, en los cuatro reinos naturales.
Si no hubiera depredadores, se adormecerían las facultades de los seres en todos los niveles. Es una especie de pugna en la que sobreviven los más fuertes y obliga a todos a desarrollar su fortaleza, su prudencia, su sentido de la justicia, o de la medida, y su templanza, en todas sus vertientes y variantes. Hay un límite que no debe ser sobrepasado; quien lo haga, pagará su osadía con el aprendizaje inherente, y el escarmiento, también.
La consigna es: fortalecerse en todos los atributos divinos, o valores universales, para permanecer en el escenario de la vida, o en el mercado, o en todas las funciones existenciales, sean cuales fueren los roles de que se trate. Por supuesto, la citada fortaleza: en el amor, en la justicia, en la prudencia, en la templanza, en la belleza y en la misma fortaleza, es regida por una serie de valores que demarcan los parámetros dentro de los cuales es preciso desenvolver las propias aptitudes, actitudes y propósitos existenciales.  
Empero, Escudero, en la hiena, objeto de nuestro análisis, no existe maldad sino una intención de vida, en cumplimiento de su rol como especie, y para la conservación de su propia especie.
En el líder depredador-antihumanista, existe una ausencia de bondad y justicia, de amor y lazos de solidaridad con la especie humana, que no suele presentarse en el reino animal.
Paradójicamente, en el reino humano, el líder depredador es un elemento destructor de su propia especie. Ese no es el fin de la naturaleza.
Esta idea, Escudero, -dice Hidalgo-, me ha surgido viendo un debate en el parlamento español, en el cual, un líder que últimamente está ocupando un espacio que denota motivos fundados de preocupación. Muchos dicen: España no es Venezuela. Tú no lo has oído muchas veces, Escudero? Escudero, España, y otros países como Argentina, Bolivia, Ecuador, Colombia, Nicaragua, Honduras, Estados Unidos y Venezuela, y tantos otros, en la mayoría de los continentes, son naciones nobles y sus respectivos pueblos, genuinamente hablando, son seres con características especiales, es decir, salvo las eventuales excepciones, son gentes buenas, aunque con sus naturales diferencias que les distinguen.
Pero, ningún líder tradicional, ni sus respectivos pueblos, no se habían enfrentado a esta clase de líderes con sonrisa de hiena, durante largo tiempo. No es que antes no existían; sí, los había, pero no en este mismo grado. Por eso no se encuentran preparados para defenderse, y proteger a sus respectivos países. Le ocurre como a los árboles de las zonas en las cuales durante un lapso muy largo no habían ocurrido fuertes tempestades; los árboles más jóvenes crecen sin tomar la precaución de envolver sus raíces en las rocas de su alrededor, para que, cuando ocurra la tempestad, sus raíces afianzadas correctamente, en el suelo, dejaran de ser arrancadas, como suele ocurrir, de tajo.
Los líderes emergentes sin experiencia y los pueblos desacostumbrados a las pugnas naturales que les fortalecen, son presas fáciles de depredadores análogos a los que predominaron a lo largo de esa extensa edad media, conocida como la edad oscura de la humanidad, sobre todo, en el mundo occidental.
Otra paradoja, Escudero, es que el grupo depredador asume –unilateralmente- una “falsa” y “nefasta” misión salvadora en relación con el grupo que dirigen, o pretender hacerlo, destruyendo, gradualmente, a los más fuertes, o ahuyentándolos de su entorno, para quedarse con los menos fuertes, y de más fácil conducción. Ellos piensan en todo; lastima que dejan de hacerlo en bien de la humanidad, o de sus respectivos pueblos. Le iría mejor y serían más felices.
Pero, si no están preparados los líderes tradicionales, para afrontar esta nueva clase de depredadores, que se están manifestando a nivel mundial, menos lo están los pueblos de todas las naciones del mundo, para defenderse, a tiempo, y eso determina lo que se podría denominar las épocas de retroceso después de que algunas civilizaciones alcanzaron épocas de esplendor. Entran en fases de decadencia que en nada se parecen a las magnificencias de las precedentes. Ibn Jaldún, estudió a fondo este fenómeno de las decadencias de las civilizaciones y su sustitución por otras de inferior nivel de progreso, en su Introducción a la Historia Universal.
Aunque, Escudero, cono ya lo hemos analizado en anteriores jornadas, y andanzas, siempre surgen líderes que mantienen el equilibrio entre la luz y la oscuridad, entre el bien y el mal, entre la justicia y la injusticia, o civilizaciones luminosas, como la árabe, al mando de Mahoma, y sus seguidores. Crean nuevas eras de progreso para la humanidad, contrarrestando el imperio oscurantista, que no ha desaparecido, aún, del planeta tierra, Escudero.
Ahora trabaja camuflado de líder espiritual, de asesor de Espíritus, pero en el fondo, no para educarles o ayudarles a emancipar a sus respectivos pueblos y a las naciones del mundo, sino, al contrario, para inhibirles. Las ambiciones de este tipo de líder sonrisa de hiena, son globales, hoy en día.
Su objetivo es adoctrinar y encajonarle en retrógradas formas primitivas de vida. Así vemos como el falso líder espiritual, trabajando en “conchupancia”  con el líder depredador político, van, conjuntamente,  realizando su labor para mantener en el atraso a los pueblos que caen en sus rediles.
O acaso, tú, Escudero, no has observado quien se encuentra, siempre, al lado de estos líderes depredadores, -denominados autoritarios- cada vez que uno de ellos logra hacerse del poder temporal?
Pero, también es cierto, Escudero, que el fin que les espera, en línea general, es que tienen que afrontar a la justicia humana, y a la Divina. Deben responder, y lo harán oportunamente, por el daño que causan, a veces incuantificable.
Tú crees, Escudero, que alguno de ellos quedará limpio y sin mancha, lo que suele decirse, limpio de polvo y paja, después de los cuantiosos perjuicios que realizan en detrimento de sus respectivos pueblos?
Un punto para reflexionar, pero, la regla es: quien lo hace, lo paga, o compensa, por la ley cósmica, de manera justa y perfecta, aquí, no allá, en la otra dimensión.
Esa es la peor clase de esclavitud que pueda existir, por cuanto, cada ser que ha recibido perjuicio, exige, en la justicia humana, y en la divina, su inherente compensación, y la obtiene, además, con los intereses añadidos.
Al fin, uno se pregunta, Escudero: para qué?

-II-

A lo largo de la historia, Escudero, ha existido un férreo movimiento que ha buscado opacar la luz. Muchas veces han logrado su objetivo, en forma temporal, oscureciendo el panorama, por largos períodos, a gran parte de la humanidad.
No siendo posible que la oscuridad permanezca con el amanecer del nuevo día, en plena luz, o a plena luz, crean la oscuridad artificial.
A esa oscuridad le han dado toda clase de denominaciones y justificaciones; absurdas unas, injustificables, otras, pero con tal convicción y fuerza, que las mentes de cada época, poco doctas, en su escasa ilustración, han sido manipuladas, y engañadas en su buena fe, creyendo que esa oscuridad, una vez habituados a ella, o los que han ido naciendo en la misma, creen que la oscuridad es luz, ya que, de una generación a otra, como ocurrió en la edad media, durante mil años, poco más o menos.
Esto se asemeja a la caverna de Platón. Y si alguno logra salir al mundo exterior, y contempla la verdadera luz, regresando al interior de la cueva, para explicarle a sus compañeros lo que ha visto, aquellos no solo no le creen, sino que le descalifican para que no les saque de su zona de confort.
Gran número de los acostumbrados a la oscuridad de la cueva, se unen en cruzadas para que nadie se asome al exterior a contemplar por sí mismo la luz del día, y convencerse.
Con el transcurrir del tiempo, las falsedades se convierten en aparentes verdades, inamovibles y de poco fácil remoción. Esto se debe, Escudero, a que, si tú le quitas a esa gente sus falsas verdades, sin que ellos sean capaces de ver la verdad por sí mismos, y además, sin quererla ver, se van a perder, y no tendrán el sustento para seguir adelante.
Creyendo, algunos que la falsedad es verdad, como se le puede convencer, si además no creen en ello?
Eso ha ocurrido con gran número de verdades a lo largo de la historia, y gran parte de ellas se han olvidado por la labor asidua del líder depredador, con sonrisa de hiena.
No vayas a creer que se trata únicamente de líderes políticos; no, Escudero, los hay de todas clases: líderes espirituales, científicos, artísticos, astrónomos, que sostienen que solo la tierra es capaz de albergar vida, legisladores que manipulan leyes sin pudor, violando el estado de Derecho, entre otros.
En Derecho, por cierto, Escudero, el líder sonrisa de hiena, impone manipulaciones arbitrarias en las legislaciones y las justifica con esa misma sonrisa aparentemente bonachona, ideando constituciones arbitrarias e ilegales, o leyes injustas, imponiéndolas para su cumplimiento a sangre y fuego.
Eso pasó en el mundo occidental después del primer Concilio de Nicea.  
Escudero, no vayas a creer que únicamente los menos doctos son los que asumen esas arbitrariedades como justas, no; allí no vale eso.
Recuerda el ejemplo de Sócrates, cuando demostró que los más doctos entre los poetas, artesanos, políticos y los oradores, de la Grecia clásica, creían saber mucho más de lo que realmente sabían.
Al dejarlos en evidencia, Sócrates abrió su camino hacia la toma de la cicuta, ya que los calificaron, y descalificaron, como corruptor de las juventudes, por expresar nuevas verdades; también, que hablaba de un Dios diferente a los dioses en que creían los griegos, entre otros detalles.
Un discurso conocido, aún hoy, cuando se habla de oposición, de derecha, de capitalistas, de imperialistas, etc., es decir, antiguos discursos con ropaje nuevo, que siguen engañando todavía a los incautos y mayoritariamente a la gente de buena fe, pero con ineptitud para discernir entre la realidad y la falsedad.
Hay por delante una inmensa labor de educación, reeducación, y preparación que realizar para iluminar las conciencias de las personas con verdades espirituales que liberen mentes, con valores morales que permitan percibir el propio deber, y el derecho; de emanciparse, y utilizar mejor el don del libre albedrío con que ha dotado el Ser Universal, o la Naturaleza de las cosas, a todos los seres, en los cuatro reinos naturales.
Es preciso divulgar las doctrinas filosóficas que ilustran la propia capacidad comprensiva y realizadora, así como la historia, para que las nuevas generaciones devenguen las lecciones que les puedan orientar en aprovechar óptimamente las nuevas oportunidades emergentes, a partir de ahora, evitando los errores de las anteriores. Por ejemplo: el taoísmo, el budismo zen, el sufismo, la Doctrina Espírita, la Teosofía, la Masonería, la axiología o ciencia de los valores, los ensayos de grandes pensadores, los clásicos universales, entre otras corrientes de pensamientos.
De esta manera, en cada nueva generación van surgiendo personas capaces de ver las cosas más allá de las apariencias, y tal como son, tarea nada fácil ya que los más indoctos son los más férreos en mantenerse en sus antiguos esquemas creyendo que poseen la verdad absoluta. Aún eso, es preciso respetarlo, y el hombre maduro lo hace, dejando que las cosas tomen su cauce con naturalidad. Pero, enseña con el ejemplo.
Quién es, realmente, Escudero, el sustentador del poder que se mantiene, siglos tras siglos, detrás de ese movimiento oscurantista al estilo medioeval?
Son, acaso, los mismos artífices que lo han hecho desde el año 325 de nuestra era?
Los continuadores de esa gente que comenzó en Isnik, en el primer concilio de Nicea, siguen estando detrás del escenario, más otros que se les han sumado, pero, quién podría detectarlos si no dan la cara? En mi opinión, Escudero, tampoco hace falta ni detectarlos ni atacarlos. Basta saber, únicamente, que existen, que están allí, buscando que la oscuridad se mantenga. Con solo eso, se percibe su acción.
Nuestra labor, Escudero, es iluminar la conciencia de las incontables generaciones venideras, con los valores del amor, de la justicia, de la fortaleza, de la templanza, de la belleza, del trabajo activo, del estudio de las ciencias, de las filosofías, de las artes y estimulando la práctica de las virtudes, por medio del ejemplo dignificante y el respeto a la dignidad humana.
Lo demás es un trabajo individual de cada quien, que precisará su período de gestación, pero que llegará su tiempo, y voluntariamente, cada quien buscará su propia luz interior, y encontrándola adentro, paralelamente, lo hará, también, en el mundo exterior, en forma análoga y equivalente. Ya, que, de acuerdo con Hermes Trismegisto: Como es adentro es afuera y cada quien toma afuera según tiene adentro.
La misma vida va creando los mecanismos de equilibrios automáticos. A cada acción se manifiesta una reacción. A cada injusticia, aparece alguien oponiendo la justicia oportuna, humana o Divina, o ambas simultáneamente.
A la edad oscura medioeval se le antepuso el movimiento civilizatorio árabe, con Mahoma como líder inicial. Continuó con el humanismo en el siglo XIV, y con el Renacimiento, en los siglos XV y XVI.
El oscurantismo, también se volvió más férreo, y con la contra reforma, a mediados del siglo XVI, y el recrudecer de la inquisición a finales del siglo XV, se volvió a inhibir la libertad de pensamiento.
Luego, en los siglos XIX y XX, se alcanzan en poco tiempo logros emancipadores trascendentales.
Empero, a finales del siglo XX y en lo que va del siglo XXI, comenzó un nuevo recrudecer del oscurantismo a nivel mundial.
Sigue siendo el enemigo de la libertad el mismo, Escudero?
En líneas generales sí, pero, ahora hay otros nuevos elementos que coadyuvan, visibles para todos, o para quien sepa verlos.
Pero, cuántos son: uno, dos, tres, cuatro, cinco? Quizá no más que esos. El resto son lacayos dependientes de algunos de esos grupos principales, en que trabajan, además, pese a su aparente enfrentamiento, los mismos artífices. El ropaje es diferente; la intención es la misma.
En Andalucía, Escudero, tierra en la que tú tienes tu asiento, y raíces, donde tantos se ufanan de que convivieron las tres culturas: la musulmana, la cristiana y la judía, eso ocurrió gracias a la virtud de los musulmanes en El Andalus, por su generosidad, altura de miras, grandeza de Espíritu y tolerancia.
Los árabes, enriquecieron hasta el idioma, pero permitieron, gracias a Dios, que se siguiera hablando el castellano, o español, caso contrario, hoy se hablaría el árabe en gran parte del mundo.
Pero, qué ocurrió, Escudero, tan pronto como se llevó a cabo la reconquista, con la recuperación del último bastión de Granada?
Ese drama, en forma genial lo relata Cervantes, en el Quijote, mediante un diálogo entre Ricote y Sancho Panza.
Después de casi 800 años, los árabes, y también los judíos más antiguos aún, son expulsados de España.
De los autores de la época, parece que solamente Cervantes tiene conciencia, en mayor grado, por lo menos, del drama que significaba, después de numerosas generaciones, expulsar a tantos descendientes de su suelo patrio, ya que eran españoles. Sin duda, una aberración histórico-político que aún debe ser estudiada en profundidad, aunque nosotros, Escudero, ya nos hemos ocupado de esto en otra parte.  
El movimiento oscurantista, Escudero, va recrudeciendo cada 400 o 500 años. Sus líderes mantienen su sonrisa de hiena a flor de labios, y con cara dura, avanzan en su objetivo, incesantemente. Es un peligro en constante acecho para la humanidad, por cuanto se encuentra dentro, no fuera. Es un camaleón que sabe camuflarse muy bien, aunque a veces se muestra a cara limpia, confiando en su fortaleza. Cabría otra pregunta: Si Dios está con la justicia, quién contra de ella?
Después del humanismo, en el siglo XIV, del Renacimiento, en los siglos XV y XVI, y de diversos movimientos emancipadores en los siglos XVIII, XIX y XX, como el existencialismo, el movimiento Espírita, la Teosofía, la Masonería, el Rosacrucismo, el ocultismo francés, los avances de la ciencia, de la filosofía y la conexión con las corrientes de pensamiento oriental, desde 1990 ha comenzado una nueva fase de inhibición de la libertad de pensamiento, en forma solapada, casi como si fuera pura casualidad.
Pero, ahora, se observa, por doquier, como se acentúa su efecto depredador de los derechos humanos, y sobre todo, la libertad de pensamiento, por ocultamiento o manipulación de la verdad.
Esta tendencia irreversible a macro plazo, podría determinar que en torno al año 2,500 de nuestra era, hubiese una nueva conflagración mundial por causas de intolerancia religiosa.
Esto se deduce por las diversas cruzadas mundiales que se realizan para ganar adeptos con ya superadas doctrinas que mantienen matrices equívocas de pensamiento.
Este movimiento, hoy en día, va ganando adeptos y se está fortaleciendo. Pero manejan errores de fondo que no están, ni estarán dispuestos a rectificar.
Por ejemplo, sería preciso:
1)      Centrar la atención directamente en la Divinidad y no en alguien identificado con un adjetivo, o en intermediario, o en un hombre transformado en la divinidad;
2)      La inmortalidad del Espíritu y la reencarnación;
3)      La vida en infinidad de mundos, cuya perspectiva universal echaría por tierra, automáticamente, un sinnúmero de errores.
Esto solo por mencionar tres aspectos, entre tantos otros, que cada quien debe ver por sí mismo, Escudero.
Nuestra misión, Escudero, es divulgar las verdades que seamos capaces de percibir, comprender y realizar. No para atacar ni al oscurantismo, ni a sus cultores. La luz evacua la oscuridad por sí sola, sin esfuerzo alguno, en tiempo oportuno, en el lapso perfecto de Dios.
Empero, Escudero, mientras la parte de la humanidad que se encuentra en niveles más elevados de conciencia, en las infinitas estaciones de la vida, es tolerante, la parte que representa el oscurantismo, está muy lejos de serlo.
Con el tiempo, la corriente oscurantista irá exasperando a la tolerante, induciéndole a una reacción emancipadora, que desembocará, como hemos dicho, en esa confrontación libertadora del pensamiento y recuperación de los derechos inherentes.
Estamos observando, Escudero, una nueva manifestación del líder sonrisa de hiena, depredador nato y empedernido, para no mencionar otros atributos menos elegantes.
El líder con sonrisa de hiena, se ríe con astucia e hipocresía, con cara dura, y va hacia adelante, en pos de su objetivo, sin importarle nada ni nadie, sin pudor, sin vergüenza, sin moral y sin valores éticos. Tampoco hace nada para ocultar estos nefastos vicios, al contrario alardea de ellos, porque, en su error se cree fuerte. El tiempo siempre demostrará la verdad.
Lo peor del caso, es que, su manipulación, sus amenazas y sobornos, suelen amedrentar a muchos y ganar adeptos para sus filas. Eso es cierto en determinado grado, en la pugna de la pseudo-verdad y la verdad auténtica, en determinados estados de conciencia.
Este tipo de líder oscurantista, sonrisa de hiena, tiene una paciencia casi infinita y una capacidad de trabajo increíble. Sabe lo que tiene que hacer, en forma debida, y en la indebida, también, a corto, mediano y largo plazo, manteniendo las apariencias de legalidad, hasta que queda desenmascarado. Aún así, siempre negará las apariencias, y achacará los resultados de sus acciones al adversario político, por el refinado arte de la descalificación.
Este líder sonrisa tipo hiena, además de reírse con descaro del contrincante, le advierte de lo que pretende llevar a cabo y se avoca en ello firmemente y con descaro.
Esa tenacidad, con métodos positivos, usando todos los valores correctamente, debe ser emulada por los portadores de la antorcha de la luz, del conocimiento genuino de la verdad gradual, ad infinitum, en la eterna polarización. Ya que, de lo que se trata es de una pugna entre la luz y la oscuridad, entre la libertad y la ausencia de ella; entre el bien y el mal.
Y el bien siempre triunfa sobre el mal, y la luz evacúa la oscuridad sin esfuerzo alguno.
Por eso, Escudero, -dice Hidalgo-, hay que centrarse en la difusión de la luz de los valores universales. Solo la verdad es capaz de emancipar las conciencias humanas y de hacer libre al hombre y a la humanidad. La ignorancia mantendrá esclavizado a quien no busca zafarse de la misma, en un incesante estudio para iluminar el propio Espíritu y depurar el velo de la separación entre el ser individual y la Divinidad, fuente de toda sabiduría de los valores universales y poder creador potencialmente infinito.
El líder sonrisa de hiena, conoce los puntos menos fuertes de su pueblo, y sabe lo que quiere. Adecúa su oferta electoral a esos anhelos, en parte con verdad y en parte con apariencias de verdad, diciendo las cosas que a la gente le gusta oír, y con un poco de trabajo, se apoderan de los rebaños y los van conduciendo al corral donde se encuentra el resto de la manada de borregos ya adoctrinados.
Qué puede hacer el borrego en contra del lobo, Escudero?
Pero, recuerda, Escudero, que cada manada de borregos, o corderos, tiene su pastor y sus perros guardianes. Aparecerán oportunamente, y le darán el merecido escarmiento al líder sonrisa de hiena, de turno, en tiempo oportuno y perfecto de Dios.
Se lleva a cabo una acción equilibradora y se van turnando en el escenario los lobos y los corderos; la ley y la injusticia, la luz y la oscuridad, el caos y el equilibrio, el orden y el progreso, en un constante ciclo que se repite incesantemente, ad infinitum, en una eterna polarización, como ya fue mencionado, Escudero.
Cada quinientos años, surge una nueva contienda más férrea, donde el oscurantismo toma, otra vez, más fuerza, después que se creía exterminado. Emerge en un nivel más elevado, pero, en igual grado lo hace la transmutación de los estados de conciencia, y los logros respectivos emancipadores hacia una nueva realidad, o progreso más elevado, también ad infinitum.
En el fondo, no es más que un mecanismo de la vida para lograr sus propósitos de progreso sin fin, avivando el ingenio en cada ser de los cuatro reinos naturales.
Hacia el año 30.000 de nuestra era habremos alcanzado ese nivel básico que permitirá optimizar el proceso  de la eterna polarización hacia más depurados estados de conciencia, en las infinitas estaciones, que permitan que la luz fluya luminosa y pura, siempre en determinados grados, en la marcha del ser hacia el infinito progreso, en el eterno retorno del ser individual, en los cuatro reinos naturales, hacia el Ser Universal.
La sonrisa del líder se irá transformando, en la misma medida en que deja de ser un depredador de su especie y se convierta en un cooperante de la misma.
Esa será la sonrisa del hombre justo y perfecto que aflorará, con naturalidad, por doquier, amigo Escudero.
Adelante con confianza.

martes, 13 de febrero de 2018

LA PATRIA ES DEL TAMAÑO DE LA CONCIENCIA DE QUIEN LA AMA -Los sueños de los Padres de la Patria-:


LA PATRIA ES DEL TAMAÑO
DE LA CONCIENCIA DE QUIEN LA AMA
-Los sueños de los Padres de la Patria-:

©Giuseppe Isgró C.


¿Cuales eran los sueños de Renny Ottolina, cómo líder que aspiraba a transformar a la Venezuela de su tiempo, en una potencia mundial?
Los sueños de Renny, los de Páez, los de Bolívar y los de todos los maestros de la Patria, siguen señalando hacia el norte de la brújula del porvenir, y todos los dieciséis puntos de la Rosa de los vientos, demarcando las rutas del progreso a la que está destinada la Nación. No existe ningún otro país en el mundo a quien le esté reservado un futuro de mayor esplendor que a Venezuela. En la vida de un país existen altos y bajos, noches y días, veranos e inviernos. Son ciclos alternos que se van turnando e inexorablemente, el uno deja el paso libre al otro, a pesar de los vanos intentos de líderes que aún con sus buenas intenciones, o sin ellas, no siempre aciertan en tomar la dirección correcta. Pero, al final, la ley divina saca el bien del mal aparente, o real. El tiempo de bloqueo da paso libre a la fuerza de empuje, y Venezuela que ha sido pródiga en dar tantos líderes visionarios y con afán de gloria inmortal, como Bolívar, y Miranda, como Páez y Sucre, como Urdaneta y José Vargas, y hombres íntegros como Rómulo Gallegos y Eleazar López Conteras, y líderes excelentes como Renny Ottolina, ejemplos y paradigmas vigentes, e inolvidablse, por el anhelo de perfección en la realización de la obra, cuando miles de jóvenes han perdido la fe en Venezuela, buscando los diamantes en patios ajenos, -que es un derecho natural-, sin embargo, no hay que olvidar que los diamantes se encuentran en el propio patio: en Venezuela, el mejor país del mundo, sí, pero que todos tenemos el derecho y el deber de construir con trabajo progresista, con ética y profesionalidad. Y sobre todo, con amor, justicia y progreso.
La noche está pasando, y el amanecer siempre vuelve, desde la noche de los tiempos, y esta vez no será la excepción. Son tiempos de preparación. Hay que prepararse para el gran progreso que se avecina. Un progreso indetenible que no existe ni existirá, en igual grado, en ningún país del mundo, como el que le espera a Venezuela. En cuánto tiempo? En el tiempo perfecto de Dios. .
Emulemos a Páez: En la Venezuela rural del siglo XIX, donde mucha gente no tenía sentido de pertenencia, ni sabía a que bando pertenecía, él, el Ciudadano Esclarecido, el León de Payara, el fundador del Poder Civil, el héroe de las Queseras del medio, donde con 153 hombres venció a un ejercito de 7.000 hombres, al mando de Pablo Morillo, -soldados que habían luchado contra Napoléon, es decir, no poca cosa, como una hazaña que denota que el venezolano es del tamaño del compromiso que se le pone en frente. Eso se ha dicho siempre, y la sabiduría popular es una guía certera. Páez, tenía conciencia clara, como él mismo lo explica en su Autobiografía, que le tocaría jugar un rol importante en los destinos de la Patria, y lo asumió desde muy joven, llegando a ser Presidente de Venezuela tres veces, además de héroe de incmparables dotes, casi legendarias, pero reales. Parafraseando a Renny, podría decirse que: -"La Patria es del tamaño de la conciencia de quien la ama".
El orden divino siempre prevalece, y cada quien es ubicado, o reubicado, en el orden que le corresponde, en el concierto de  todas las cosas, en tiempo oportuno.  Y las aguas ineludiblemente, al final llegan al mar. Confiar que el futuro será mejor que el pasado, es condición sine qua non. Así lo demuestra la historia.
El amor por Venezuela es un fuego divino que jamás se apagará; y esa luz del amor en la conciencia de cada ser, permitirá la rectificación, o retro-alimentación de los objetivos, en el tiempo perfecto de Dios.
Estos son tiempos de paz y de preparación. Hay que prepararse para el futuro. La gran Venezuela es una misión de todos, un deber de cada ser, sin distinciones de colores o ideologías. Es cuestión de amor, de la conciencia del propio deber y del ideal de progreso que, siempre aflora como misión divina inspirada por el Eterno. Ese país perfecto, o mejor que se busca afuera, es preciso construirlo adentro.
Hay que empezar por mejorarse a sí mismos y a soñar con el futuro anhelado. Hay que visualizar la Venezuela soñada por los Padres eternos de la Patria, como Miranda, Bolívar, Páez, Sucre, Andrés Bello, José Vargas, Rómulo Gallegos, Arturo Uslar Pietri y Renny Ottolina, entre tantos otros.
En Venezuela existe uno de los mejores recursos humanos del planeta, y muy bien preparado en las mejores Universidades nacionales y del mundo, capaces de reorientar a su mejor destino el país. Aún la gente más humilde del país, es de un gran talento y anhelo de progreso, poseyendo una gran capacidad de aprendizaje, que, en una de las mayores crisis ha demostrado inteligencia para afrontar y superar la adversidad, que, si no se evade, siempre trae un beneficio equivalente.
Cuál es el beneficio equivalente que traerá la actual época menos fácil? Según el tamaño de las crisis, cuando se afrontan y superan con éxito, siempre traen un beneficio equivalente o mayor. Por eso, se dice que los mayores progresos se alcanzan en épocas de grandes crisis: crisis de todo tipo: políticas, económicas, personales o espirituales.
Las situaciones generan los propios líderes de turno. Ningún líder es eterno. Su tiempo pasará con o sin gloria, de acuerdo con los resultados. Con paz en la conciencia, o con vergüenza, aunque a veces pareciera que algunos adolecieran de ella; pero no es verdad. La hora de la vergüenza llega para cada quien, si deja de honrar su compromiso asumido, al igual que la de la gloria inmortal a la que aspiraba Bolívar.
Bolívar sigue siendo el ejemplo a emular, como cuando en Casacoima, una vez superado el inminente peligro, recostado en una hamaca, sin camisa, en compañía de Jacinto Lara y Briceño Mendez, soñaba con la Campaña del Sur, para dar Libertad a Hispano-América, objetivo que, felizmente, en tiempo oportuno, tal como lo predijo, logró con gran efectividad, Y, en Pativilca, en las condiciones menos favorables que puede afrontar una persona, a una pregunta de Mosquera, sobre lo que pensaba hacer, respondió, avivándosele los ojos, irguiéndose y con vibrante tono de voz: TRIUNFAR!!!! Y Bolívar, y su gente, triunfó para gloria de la Patria: Venezuela.
Adelante.

sábado, 6 de enero de 2018

LA VERDAD ES EL CAMINO




LA VERDAD ES EL CAMINO

©Giuseppe Isgró C.


La verdad es el camino, y se expresa en la propia conciencia mediante los sentimientos inherentes a los valores universales. Cuáles son esos valores? El amor, la prudencia, la justicia, la igualdad, la compensación, la equidad, la fortaleza, la templanza, la belleza, e equilibrio, el orden, la armonía, la verdad, la responsabilidad y el deber, la bondad, el respeto, la honradez, el honor, el bien, la ambición y la aspiración, la conciencia de lo que se ignora, la aceptación de la realidad, el progreso, entre tantos otros que valdría la pena clasificar. Los sentimientos inherentes a cada uno de dichos valores, expresados en la conciencia sirven de parámetros dentro de los cuales es preciso enmarcan los pensamientos, los sentimientos, las necesidades, los deseos y anhelos, los objetivos y aspiraciones, las palabras, las acciones y las omisiones.
Lo hace por intuición, cuando el propio espíritu, en proyección hasta el lugar, o estado de conciencia en que se encuentra la verdad, la percibe, y la transfiere a la conciencia objetiva.
Por inspiración, cuando la misma Divinidad la inspira en la conciencia, o cualquier ente espiritual: La Divinidad lo efectúa por los sentimientos de los valores universales, o atributos divinos, mientras que los entes espirituales, generalmente, lo hacen por los pensamientos dentro de los pensamientos del perceptor.
Por supuesto, la percibe, también, y en forma más usual, por la percepción de los cinco sentidos, viendo la realidad en el entorno que le circunda, aplicando el razonamiento, regido por la lógica inductiva y deductiva, para interpretarla y comprenderla.
Por la experiencia, es la manera directa mediante la cual se percibe, comprende y realiza la verdad, en todas sus formas, vertientes y variantes. Esto permite un conocimiento vivo de la realidad. La experiencia, además de permitir un recuento contable de los hechos y actos que representan el medio de expresión de la verdad, desarrolla la aptitud de la percepción, de la comprensión y de la realización de la verdad en el propio ser que la experimenta, en los cuatro reinos naturales. Esta aptitud perceptiva, comprensiva y realizadora, le preparara para ascender por la escala evolutiva de la eterna polarización, pasando de un estado de conciencia a otro más elevado, ad infinitum. Es que la verdad se encontraba ya en su conciencia, en estado de potencialidad infinita. Pero, lo ignoraba, y aún desconoce ese grado infinito de potencialidad de la conciencia. La verdad, como camino, es el único medio de percibirla, en el eterno retorno del ser individual al Ser Universal, por medio de la experiencia. Podríamos decir: la verdad es el camino de la experiencia mediante la eterna polarización de un estado de conciencia a otro más elevado, sin alcanzar jamás a percibirla, comprenderla y realizarla totalmente. Una razón demás para sentir humildad frente a todos y al Todo, y darse cuenta del eterno aprendizaje que nos espera bajo la égida de los valores universales y la Divinidad, para ensanchar la conciencia de la verdad universal.
Pero, aún cuando el perceptor la pueda percibir, si todavía no ha desarrollado la aptitud comprensiva, pudiera percibirla y dejarla de comprender. Empero, le señalaría la verdad como camino, que habrá de recorrer por el estudio, la investigación, y sobre todo, por la meditación y la experiencia que, aún, le falta por adquirir.
Aún más, sin meditación, o meditando sin meditar, desprovistos de apegos, con la sola intención de percibir la verdad tal como es. Dejando que la mente comprenda y vea la verdad por sí misma mediante un tiempo suficiente de maduración de las ideas, pensando sobre las mismas, sin esfuerzo, sosegadamente, centrando la atención en los argumentos inherentes, estudiando las fuentes bibliográficas existentes, o por lo menos, al alcance de las propias manos. Mejor todavía, si se tiene acceso a la fuente primaria, directamente. Se trata de un estudio meditativo, sin meditar, colocando la mente en un estado receptivo, enfocada sobre el objeto de la verdad que se desea percibir, comprender y realizar. Por la ley cósmica, mientras más tiempo se centra la atención sobre un tema, más se desarrolla la conciencia perceptiva, comprensiva y realizadora sobre el mismo, y van aflorando las ideas que aportan el conocimiento del qué, del cómo, del cuándo, del dónde, del quién, del cuánto y del por qué.
Ver, comprendiendo sin esfuerzo y sin interferencia del ego, o de la mente objetiva. El qué, el cómo, el quién, el cuándo, el dónde, el cuánto y el por qué, fluirán con naturalidad. Hay que colocarse en el estado perceptivo, comprensivo y realizador, viendo las cosas tal como son, que es lo único que, en definitiva, importa. De nada sirve auto-engañarse dejando de reconocer la realidad. Reconocer la verdad, tal como es, en el estado de conciencia inherente al propio desarrollo, es un acto de honestidad consigo mismo y con los demás. Si sabe, es importante estar consciente de ello; si no se sabe, y se reconoce que se ignora, se abre el camino de la verdad que es preciso recorrer hasta compenetrarse el estado de conciencia que la aporte en todas sus vertientes y variantes, en determinado grado, siempre ascensional.
La verdad es un camino interior, circunferencial, en forma de espiral, que se va expresando en la conciencia como conciencia de la Divinidad y de los atributos divinos o valores universales. Si no se interfiere, la verdad misma va abriendo el camino de su propia expresión, mediante las necesidades, los deseos y las propias aspiraciones. Lo más importante, es que la verdad, paralelamente, va expresando su propio poder de realización, para realizarse a sí misma en la conciencia de quien la experimenta, y en la conciencia de quienes por perciben por efectos de la resonancia magnética: comunicación de conciencia a conciencia y por el ejemplo.
Al experimentar la conciencia de la propia ignorancia, en determinado grado, dándose cuenta de la misma, es preciso dejar que la mente, por si sola, encuentre la verdad inherente, siempre relativa, sin interferencias por los apegos. A un cierto momento, aflora el estado de conciencia que contiene el grado de verdad equivalente, en una eterna polarización.
Aún así, para optimizar la verdad y vivificarla, es preciso el estudio a fondo, mediante la búsqueda sin búsqueda. Una paradoja. Esto significa, mente abierta sin apego a una creencia previa, o matriz de pensamiento, que, aún percibiendo la verdad, impediría comprenderla y realizarla.
Esta es la razón por la cual Séneca decía: -"Muchos habrían alcanzado la sabiduría si no se hubiesen creído ya sabios"-.
Hay que cultivar el hábito de ver las cosas tal como son, verlas donde están, como están y comprenderlas sin juicios previos o prejuzgarlas. Simplemente, verlas y aceptarlas como son, sin la distorsión del juicio de autoridades previamente constituidas.
Es necesario deslastrarse del temor de ofender a las autoridades auto-proclamadas sobre determinadas materias imponiendo límites arbitrarios a la verdad.
Hay que trascender las matrices de opiniones que se han formado sobre determinadas verdades, por generación espontánea, y sobre todo, por las matrices de opiniones hábilmente dirigidas por los enemigos naturales del progreso humano, Tales enemigos de la verdad jamás se muestran y se encuentran donde menos se pueda pensar: en la propia casa, en la política, en cualquier corriente de espiritualidad, en el trabajo, en los estudios de cualquier ciencia, y en todos aquellos grupos que durante milenios han buscado de mantener a la humanidad en el oscurantismo medioeval.
Algunos grupos son fácilmente observables, y detectables, leyendo algún libro de historia de la ciencia, o de corrientes espirituales.
Aún hoy, en muchos de esos grupos hay una parte visible que trabaja a plena luz. En muchas áreas en que se han descubierto grandes verdades, en torno a múltiples temas, siguen difundiendo, y manteniendo, matrices de opiniones obsoletas. Cuál es su finalidad? Pareciera existir un interés de mantener encasillada a la humanidad dentro de unos parámetros de progreso mental en los cuales sea fácilmente manipulable, y controlada. Qué ejemplos se podrían anteponer sobre algunas áreas? La reencarnación y las leyes que le rigen; la supervivencia del Espíritu después de la desencarnación; conocimientos sobre civilización antiguas, muchos de cuyos descubrimientos se ha ocultado, destruido o hecho olvidar, como ocurrió después del descubrimiento de América. Quién puede imaginar todo lo que se destruyó, en América, en relación a las civilizaciones preexistentes? Una parte de la misma, la describe Bartolomé de Las Casas, en su obra. No hay que ir muy lejos para darse cuenta:
a) La destrucción de grandes bibliotecas, como la de Alejandría, la de Córdoba, que son las más importantes, que hizo olvidar la cultura clásica, durante toda la edad media, con excepción de la civilización árabe, y de el acervo conservado en los países asiáticos. Ese saber se recuperó, en parte, con el surgimiento del humanismo, en el siglo XIV, en Florencia, Italia, y el posterior surgimiento del Renacimiento italiano, primero, y europeo, después. Pero, cuántos tesoros se perdieron? Quién podría decirlo?
b) Muchos de los descubrimientos efectuados en los siglos XIX y XX que dieron una importante apertura sobre el camino de la verdad integral, se están haciendo olvidar nuevamente, desde 1960 en adelante, y de manera más profunda, a partir de 1990, radicalismo que, se ha ido acentuando inhibiendo la libertad de pensamiento a nivel mundial. Uno de estos campos es el de la Parapsicología, por mencionar uno solo.
c) El conocimiento de la vida en otros planetas, que cambiaría la perspectiva de la verdad, sobre muchas ideas ya obsoletas, que aún se conservan, y enseñan, en muchas corrientes de pensamientos, y de espiritualidad. Hay cruzadas a nivel mundial para seguir proyectando errores de fondo, cuyas matrices de opiniones, muchas personas creen que son verdad, sin serlo.
Los líderes mundiales sí saben cuales son esos errores de fondo, y tienen la responsabilidad y el deber de contribuir en las inherentes actualizaciones en las nuevas Legislaciones. Es preciso, establecer, legalmente, la obligación de que, todos los grupos –de cualquier índole: cultural, espiritual, científicos, etc., que ahora siguen enseñando errores de fondo de acuerdo con lo que la ciencia ha descubierto con clara evidencia de la verdad, deben reajustar sus enseñanzas, divulgando los nuevos progresos, desechando los errores inherentes. De todas maneras, dichos grupos, si dejaran de actualizarse a los nuevos progresos, serían gradualmente abandonados por sus seguidores, en el espacio y tiempo, ya que, la humanidad seguirá avanzado hacia nuevos niveles de conocimientos, acordes con la realidad, en una eterna polarización.
d) Esas verdades son relativas, también, en torno a la salud. Ha habido grandes aportes en la medicina homeopática, en la dietética, en la psicología y en la psiquiatría, en las ciencias del Espíritu, por citar solo algunos casos, que pese a su divulgación cada día mayor, se mantiene casi en el olvido su puesta en práctica de tales conocimientos, que deberían impartirse desde la escuela primaria, en muchos casos. Esta omisión se realiza, consciente, o inconscientemente, en detrimento de la humanidad. Si lo que está en uso sería lo pertinente, sería evidente que tendríamos a una humanidad saludable a nivel físico, mental y espiritualmente. Es así?
e) Qué grupos de poder, a nivel mundial, se encuentran detrás de los gobiernos de corte autoritario, que, en sus proyectos, buscan hacer retroceder a los habitantes de sus respectivos países cincuenta o más años en el progreso, imponiendo inhibición de pensamiento, y aislándolos del resto del mundo, con efectos nocivos a nivel integral? Estos grupos visibles algunos, y otros que no los son, manejan matrices de opiniones con apariencia de verdades, sin serlo realmente, por lo menos en su totalidad, a sangre y fuego, si es necesario, al estilo post Nicea, a partir del año 325 de nuestra era. Hay, también, incontables casos en la antigüedad.  A quién beneficia ese retroceso intencional en el progreso de los pueblos? No vayamos a creer que esto ocurre únicamente en los países denominados del tercer mundo; no, en muchos de estos países, sus habitantes han desarrollado un nivel de libertad de conciencia, amplitud de pensamiento y progreso espiritual, que trascienden en algunos aspectos a los denominados de primer mundo. Quienes son esos grupos, ahora, y quienes fueron a lo largo de la historia? Evidentemente, se han sumado nuevos grupos, en el siglo XX. Quién puede saber quienes son? No es fácil la respuesta porque ellos no dan la cara y manejan matrices de opiniones en contra de los grupos que sí, en forma auténtica, son portadores de la antorcha de la verdad, siempre relativa, por supuesto. Los manipuladores de la verdad, se encuentran en todas partes, donde menos se piensa, sobre todo, es fácil observarlos en donde se inhibe la libertad de pensamiento, descalificando a los trabajadores del progreso. Lo que sí es cierto, son una mínima parte de la humanidad, que gradualmente, más temprano que tarde, a su vez deberán transformarse en difusores de la verdad. Es ley de vida, y la humanidad, gradualmente, alcanza niveles de conciencia más elevados; va percibiendo la verdad tal como es, en todas sus vertientes y variantes, gradualmente, sin pararse jamás.
La solución, al alcance de todos, es una efectiva educación masiva sobre los valores universales, desarrollando estados de conciencia éticos, mediante los cuales, cada ser, sea capaz de discernir la verdad por sí mismo.
Es decir, hay que trascender las apariencias de la verdad. El sentimiento de los valores universales, en la conciencia, señala el cauce de la verdad que conduce, ad infinitum, a la verdad total, sin jamás llegar a percibirla, totalmente, ya que siempre, se encontrará un más allá, en todas sus vertientes y variantes.
En la verdad, como camino de la experiencia, cada ser, en los cuatro reinos naturales, cosecha lo que siembra, y siendo los frutos obtenidos cada día mejores, cada quien se entusiasmará para hacer de la verdad su camino, ad infinitum.



Copyright Text

domingo, 15 de abril de 2018

Per meditare 1: VOLERE È POTERE: Di MICHELE LESSONA


Per meditare 1:

VOLERE È POTERE: Di MICHELE LESSONA

-“L'agricoltore che affida sempre allo stesso campo la stessa semenza, a poco a poco vede il suo campo isterilito. La qual cosa fe' sì che per molti secoli si reputò necesario che il terreno fosse lasciato riposare, cioè lasciato stare di tratto in tratto senza coltura”.

-“Oggi è provato che il campo può benissimo produrre ogni anno senza nulla perdere della sua fertilità, purchè invece di affidargli sempre la stessa semente, si osservino le leggi di un ben appropriato avvicendamento”.

-“Lo stesso si dica della mente umana: l'eccessivo restringere le cognizioni, il troppo raccogliere l'esercizio intorno ad una sola facoltà, non che vi dia uomini profondi in un ramo speciale di scienza, vi dà cervellini leggieri che si fermano alla prima superficie, gonfi di vanità, per quel po' che poco ben sanno, pieni di disprezzo per tutto il resto che non sanno, intolleranti, astiosi, scontenti di sè stessi e d'altrui”.

-“Non c'è ramo di studio che non s'innesti a parecchi altri, non c'è esercizio intellettuale che non si giovi di quel riposo che deriva non dalla inerzia, ma dal mutare d'applicazione”.

-“Il disegno porta vantaggi pratici nella vita assai più che non si creda; ma, lasciando star questi, esso giova insieme con la musica a temprare la mente, ad indurre nell'anima quel fiore di gentilezza che adorna non meno la vita dell'individuo che quella della società, nè si potrebbe in altra maniera acquistare”.




LA SONRISA DEL LÍDER JUSTO Y PERFECTO



LA SONRISA DEL LÍDER
JUSTO Y PERFECTO

©Giuseppe Isgró C.


Escudero, -dice Hidalgo:

Antes de iniciar nuestro diálogo, es preciso que, mentalmente, pidamos perdón a la hiena, por usarla como parangón al comparar su sonrisa con la del líder depredador,  ya que, si bien la sonrisa en ambos seres, uno del reino humano, y la otra del animal, es la misma, e idéntico el objetivo, en relación a determinados seres del entorno, la intención es marcadamente distinta.
La hiena, cuando ataca en manada a su presa, lo realiza con cuatro fines conocidos, y predeterminados, en la naturaleza de las cosas:
1)       El primero, su propia supervivencia, es decir, alimentarse;
2)       El segundo: mantener el equilibrio en la naturaleza;
3)       El tercero, cuando la manada de hienas es acorralada por un enemigo superior, sonríe para mantener las apariencias de fortaleza, y ataca para evitar, a su vez, ser presa de un depredador de mayor poderío;
4)       Y, el cuarto, realizar un juego dentro del concierto de la naturaleza de las cosas que, mantiene en perpetuo desarrollo las facultades de todos los integrantes de los cuatro reinos naturales. Es preciso  estar constantemente alerta, para defenderse, y sobrevivir, en la lucha por la existencia, ejercicio este que mantiene en acción continúa todas las facultades, y las optimiza.
Este entrenamiento activo es lo que desarrolla todas las aptitudes en los seres involucrados. En unos, para lograr su objetivo, van perfeccionando ad infinitun sus aptitudes y actitudes, y facultades inherentes, y en los otros, en la parte opuesta, y defensiva, logran los mismos resultados, es decir, depuración de los estados de conciencia, en las infinitas estaciones del Espíritu de cada ser, en los cuatro reinos naturales.
Si no hubiera depredadores, se adormecerían las facultades de los seres en todos los niveles. Es una especie de pugna en la que sobreviven los más fuertes y obliga a todos a desarrollar su fortaleza, su prudencia, su sentido de la justicia, o de la medida, y su templanza, en todas sus vertientes y variantes. Hay un límite que no debe ser sobrepasado; quien lo haga, pagará su osadía con el aprendizaje inherente, y el escarmiento, también.
La consigna es: fortalecerse en todos los atributos divinos, o valores universales, para permanecer en el escenario de la vida, o en el mercado, o en todas las funciones existenciales, sean cuales fueren los roles de que se trate. Por supuesto, la citada fortaleza: en el amor, en la justicia, en la prudencia, en la templanza, en la belleza y en la misma fortaleza, es regida por una serie de valores que demarcan los parámetros dentro de los cuales es preciso desenvolver las propias aptitudes, actitudes y propósitos existenciales.  
Empero, Escudero, en la hiena, objeto de nuestro análisis, no existe maldad sino una intención de vida, en cumplimiento de su rol como especie, y para la conservación de su propia especie.
En el líder depredador-antihumanista, existe una ausencia de bondad y justicia, de amor y lazos de solidaridad con la especie humana, que no suele presentarse en el reino animal.
Paradójicamente, en el reino humano, el líder depredador es un elemento destructor de su propia especie. Ese no es el fin de la naturaleza.
Esta idea, Escudero, -dice Hidalgo-, me ha surgido viendo un debate en el parlamento español, en el cual, un líder que últimamente está ocupando un espacio que denota motivos fundados de preocupación. Muchos dicen: España no es Venezuela. Tú no lo has oído muchas veces, Escudero? Escudero, España, y otros países como Argentina, Bolivia, Ecuador, Colombia, Nicaragua, Honduras, Estados Unidos y Venezuela, y tantos otros, en la mayoría de los continentes, son naciones nobles y sus respectivos pueblos, genuinamente hablando, son seres con características especiales, es decir, salvo las eventuales excepciones, son gentes buenas, aunque con sus naturales diferencias que les distinguen.
Pero, ningún líder tradicional, ni sus respectivos pueblos, no se habían enfrentado a esta clase de líderes con sonrisa de hiena, durante largo tiempo. No es que antes no existían; sí, los había, pero no en este mismo grado. Por eso no se encuentran preparados para defenderse, y proteger a sus respectivos países. Le ocurre como a los árboles de las zonas en las cuales durante un lapso muy largo no habían ocurrido fuertes tempestades; los árboles más jóvenes crecen sin tomar la precaución de envolver sus raíces en las rocas de su alrededor, para que, cuando ocurra la tempestad, sus raíces afianzadas correctamente, en el suelo, dejaran de ser arrancadas, como suele ocurrir, de tajo.
Los líderes emergentes sin experiencia y los pueblos desacostumbrados a las pugnas naturales que les fortalecen, son presas fáciles de depredadores análogos a los que predominaron a lo largo de esa extensa edad media, conocida como la edad oscura de la humanidad, sobre todo, en el mundo occidental.
Otra paradoja, Escudero, es que el grupo depredador asume –unilateralmente- una “falsa” y “nefasta” misión salvadora en relación con el grupo que dirigen, o pretender hacerlo, destruyendo, gradualmente, a los más fuertes, o ahuyentándolos de su entorno, para quedarse con los menos fuertes, y de más fácil conducción. Ellos piensan en todo; lastima que dejan de hacerlo en bien de la humanidad, o de sus respectivos pueblos. Le iría mejor y serían más felices.
Pero, si no están preparados los líderes tradicionales, para afrontar esta nueva clase de depredadores, que se están manifestando a nivel mundial, menos lo están los pueblos de todas las naciones del mundo, para defenderse, a tiempo, y eso determina lo que se podría denominar las épocas de retroceso después de que algunas civilizaciones alcanzaron épocas de esplendor. Entran en fases de decadencia que en nada se parecen a las magnificencias de las precedentes. Ibn Jaldún, estudió a fondo este fenómeno de las decadencias de las civilizaciones y su sustitución por otras de inferior nivel de progreso, en su Introducción a la Historia Universal.
Aunque, Escudero, cono ya lo hemos analizado en anteriores jornadas, y andanzas, siempre surgen líderes que mantienen el equilibrio entre la luz y la oscuridad, entre el bien y el mal, entre la justicia y la injusticia, o civilizaciones luminosas, como la árabe, al mando de Mahoma, y sus seguidores. Crean nuevas eras de progreso para la humanidad, contrarrestando el imperio oscurantista, que no ha desaparecido, aún, del planeta tierra, Escudero.
Ahora trabaja camuflado de líder espiritual, de asesor de Espíritus, pero en el fondo, no para educarles o ayudarles a emancipar a sus respectivos pueblos y a las naciones del mundo, sino, al contrario, para inhibirles. Las ambiciones de este tipo de líder sonrisa de hiena, son globales, hoy en día.
Su objetivo es adoctrinar y encajonarle en retrógradas formas primitivas de vida. Así vemos como el falso líder espiritual, trabajando en “conchupancia”  con el líder depredador político, van, conjuntamente,  realizando su labor para mantener en el atraso a los pueblos que caen en sus rediles.
O acaso, tú, Escudero, no has observado quien se encuentra, siempre, al lado de estos líderes depredadores, -denominados autoritarios- cada vez que uno de ellos logra hacerse del poder temporal?
Pero, también es cierto, Escudero, que el fin que les espera, en línea general, es que tienen que afrontar a la justicia humana, y a la Divina. Deben responder, y lo harán oportunamente, por el daño que causan, a veces incuantificable.
Tú crees, Escudero, que alguno de ellos quedará limpio y sin mancha, lo que suele decirse, limpio de polvo y paja, después de los cuantiosos perjuicios que realizan en detrimento de sus respectivos pueblos?
Un punto para reflexionar, pero, la regla es: quien lo hace, lo paga, o compensa, por la ley cósmica, de manera justa y perfecta, aquí, no allá, en la otra dimensión.
Esa es la peor clase de esclavitud que pueda existir, por cuanto, cada ser que ha recibido perjuicio, exige, en la justicia humana, y en la divina, su inherente compensación, y la obtiene, además, con los intereses añadidos.
Al fin, uno se pregunta, Escudero: para qué?

-II-

A lo largo de la historia, Escudero, ha existido un férreo movimiento que ha buscado opacar la luz. Muchas veces han logrado su objetivo, en forma temporal, oscureciendo el panorama, por largos períodos, a gran parte de la humanidad.
No siendo posible que la oscuridad permanezca con el amanecer del nuevo día, en plena luz, o a plena luz, crean la oscuridad artificial.
A esa oscuridad le han dado toda clase de denominaciones y justificaciones; absurdas unas, injustificables, otras, pero con tal convicción y fuerza, que las mentes de cada época, poco doctas, en su escasa ilustración, han sido manipuladas, y engañadas en su buena fe, creyendo que esa oscuridad, una vez habituados a ella, o los que han ido naciendo en la misma, creen que la oscuridad es luz, ya que, de una generación a otra, como ocurrió en la edad media, durante mil años, poco más o menos.
Esto se asemeja a la caverna de Platón. Y si alguno logra salir al mundo exterior, y contempla la verdadera luz, regresando al interior de la cueva, para explicarle a sus compañeros lo que ha visto, aquellos no solo no le creen, sino que le descalifican para que no les saque de su zona de confort.
Gran número de los acostumbrados a la oscuridad de la cueva, se unen en cruzadas para que nadie se asome al exterior a contemplar por sí mismo la luz del día, y convencerse.
Con el transcurrir del tiempo, las falsedades se convierten en aparentes verdades, inamovibles y de poco fácil remoción. Esto se debe, Escudero, a que, si tú le quitas a esa gente sus falsas verdades, sin que ellos sean capaces de ver la verdad por sí mismos, y además, sin quererla ver, se van a perder, y no tendrán el sustento para seguir adelante.
Creyendo, algunos que la falsedad es verdad, como se le puede convencer, si además no creen en ello?
Eso ha ocurrido con gran número de verdades a lo largo de la historia, y gran parte de ellas se han olvidado por la labor asidua del líder depredador, con sonrisa de hiena.
No vayas a creer que se trata únicamente de líderes políticos; no, Escudero, los hay de todas clases: líderes espirituales, científicos, artísticos, astrónomos, que sostienen que solo la tierra es capaz de albergar vida, legisladores que manipulan leyes sin pudor, violando el estado de Derecho, entre otros.
En Derecho, por cierto, Escudero, el líder sonrisa de hiena, impone manipulaciones arbitrarias en las legislaciones y las justifica con esa misma sonrisa aparentemente bonachona, ideando constituciones arbitrarias e ilegales, o leyes injustas, imponiéndolas para su cumplimiento a sangre y fuego.
Eso pasó en el mundo occidental después del primer Concilio de Nicea.  
Escudero, no vayas a creer que únicamente los menos doctos son los que asumen esas arbitrariedades como justas, no; allí no vale eso.
Recuerda el ejemplo de Sócrates, cuando demostró que los más doctos entre los poetas, artesanos, políticos y los oradores, de la Grecia clásica, creían saber mucho más de lo que realmente sabían.
Al dejarlos en evidencia, Sócrates abrió su camino hacia la toma de la cicuta, ya que los calificaron, y descalificaron, como corruptor de las juventudes, por expresar nuevas verdades; también, que hablaba de un Dios diferente a los dioses en que creían los griegos, entre otros detalles.
Un discurso conocido, aún hoy, cuando se habla de oposición, de derecha, de capitalistas, de imperialistas, etc., es decir, antiguos discursos con ropaje nuevo, que siguen engañando todavía a los incautos y mayoritariamente a la gente de buena fe, pero con ineptitud para discernir entre la realidad y la falsedad.
Hay por delante una inmensa labor de educación, reeducación, y preparación que realizar para iluminar las conciencias de las personas con verdades espirituales que liberen mentes, con valores morales que permitan percibir el propio deber, y el derecho; de emanciparse, y utilizar mejor el don del libre albedrío con que ha dotado el Ser Universal, o la Naturaleza de las cosas, a todos los seres, en los cuatro reinos naturales.
Es preciso divulgar las doctrinas filosóficas que ilustran la propia capacidad comprensiva y realizadora, así como la historia, para que las nuevas generaciones devenguen las lecciones que les puedan orientar en aprovechar óptimamente las nuevas oportunidades emergentes, a partir de ahora, evitando los errores de las anteriores. Por ejemplo: el taoísmo, el budismo zen, el sufismo, la Doctrina Espírita, la Teosofía, la Masonería, la axiología o ciencia de los valores, los ensayos de grandes pensadores, los clásicos universales, entre otras corrientes de pensamientos.
De esta manera, en cada nueva generación van surgiendo personas capaces de ver las cosas más allá de las apariencias, y tal como son, tarea nada fácil ya que los más indoctos son los más férreos en mantenerse en sus antiguos esquemas creyendo que poseen la verdad absoluta. Aún eso, es preciso respetarlo, y el hombre maduro lo hace, dejando que las cosas tomen su cauce con naturalidad. Pero, enseña con el ejemplo.
Quién es, realmente, Escudero, el sustentador del poder que se mantiene, siglos tras siglos, detrás de ese movimiento oscurantista al estilo medioeval?
Son, acaso, los mismos artífices que lo han hecho desde el año 325 de nuestra era?
Los continuadores de esa gente que comenzó en Isnik, en el primer concilio de Nicea, siguen estando detrás del escenario, más otros que se les han sumado, pero, quién podría detectarlos si no dan la cara? En mi opinión, Escudero, tampoco hace falta ni detectarlos ni atacarlos. Basta saber, únicamente, que existen, que están allí, buscando que la oscuridad se mantenga. Con solo eso, se percibe su acción.
Nuestra labor, Escudero, es iluminar la conciencia de las incontables generaciones venideras, con los valores del amor, de la justicia, de la fortaleza, de la templanza, de la belleza, del trabajo activo, del estudio de las ciencias, de las filosofías, de las artes y estimulando la práctica de las virtudes, por medio del ejemplo dignificante y el respeto a la dignidad humana.
Lo demás es un trabajo individual de cada quien, que precisará su período de gestación, pero que llegará su tiempo, y voluntariamente, cada quien buscará su propia luz interior, y encontrándola adentro, paralelamente, lo hará, también, en el mundo exterior, en forma análoga y equivalente. Ya, que, de acuerdo con Hermes Trismegisto: Como es adentro es afuera y cada quien toma afuera según tiene adentro.
La misma vida va creando los mecanismos de equilibrios automáticos. A cada acción se manifiesta una reacción. A cada injusticia, aparece alguien oponiendo la justicia oportuna, humana o Divina, o ambas simultáneamente.
A la edad oscura medioeval se le antepuso el movimiento civilizatorio árabe, con Mahoma como líder inicial. Continuó con el humanismo en el siglo XIV, y con el Renacimiento, en los siglos XV y XVI.
El oscurantismo, también se volvió más férreo, y con la contra reforma, a mediados del siglo XVI, y el recrudecer de la inquisición a finales del siglo XV, se volvió a inhibir la libertad de pensamiento.
Luego, en los siglos XIX y XX, se alcanzan en poco tiempo logros emancipadores trascendentales.
Empero, a finales del siglo XX y en lo que va del siglo XXI, comenzó un nuevo recrudecer del oscurantismo a nivel mundial.
Sigue siendo el enemigo de la libertad el mismo, Escudero?
En líneas generales sí, pero, ahora hay otros nuevos elementos que coadyuvan, visibles para todos, o para quien sepa verlos.
Pero, cuántos son: uno, dos, tres, cuatro, cinco? Quizá no más que esos. El resto son lacayos dependientes de algunos de esos grupos principales, en que trabajan, además, pese a su aparente enfrentamiento, los mismos artífices. El ropaje es diferente; la intención es la misma.
En Andalucía, Escudero, tierra en la que tú tienes tu asiento, y raíces, donde tantos se ufanan de que convivieron las tres culturas: la musulmana, la cristiana y la judía, eso ocurrió gracias a la virtud de los musulmanes en El Andalus, por su generosidad, altura de miras, grandeza de Espíritu y tolerancia.
Los árabes, enriquecieron hasta el idioma, pero permitieron, gracias a Dios, que se siguiera hablando el castellano, o español, caso contrario, hoy se hablaría el árabe en gran parte del mundo.
Pero, qué ocurrió, Escudero, tan pronto como se llevó a cabo la reconquista, con la recuperación del último bastión de Granada?
Ese drama, en forma genial lo relata Cervantes, en el Quijote, mediante un diálogo entre Ricote y Sancho Panza.
Después de casi 800 años, los árabes, y también los judíos más antiguos aún, son expulsados de España.
De los autores de la época, parece que solamente Cervantes tiene conciencia, en mayor grado, por lo menos, del drama que significaba, después de numerosas generaciones, expulsar a tantos descendientes de su suelo patrio, ya que eran españoles. Sin duda, una aberración histórico-político que aún debe ser estudiada en profundidad, aunque nosotros, Escudero, ya nos hemos ocupado de esto en otra parte.  
El movimiento oscurantista, Escudero, va recrudeciendo cada 400 o 500 años. Sus líderes mantienen su sonrisa de hiena a flor de labios, y con cara dura, avanzan en su objetivo, incesantemente. Es un peligro en constante acecho para la humanidad, por cuanto se encuentra dentro, no fuera. Es un camaleón que sabe camuflarse muy bien, aunque a veces se muestra a cara limpia, confiando en su fortaleza. Cabría otra pregunta: Si Dios está con la justicia, quién contra de ella?
Después del humanismo, en el siglo XIV, del Renacimiento, en los siglos XV y XVI, y de diversos movimientos emancipadores en los siglos XVIII, XIX y XX, como el existencialismo, el movimiento Espírita, la Teosofía, la Masonería, el Rosacrucismo, el ocultismo francés, los avances de la ciencia, de la filosofía y la conexión con las corrientes de pensamiento oriental, desde 1990 ha comenzado una nueva fase de inhibición de la libertad de pensamiento, en forma solapada, casi como si fuera pura casualidad.
Pero, ahora, se observa, por doquier, como se acentúa su efecto depredador de los derechos humanos, y sobre todo, la libertad de pensamiento, por ocultamiento o manipulación de la verdad.
Esta tendencia irreversible a macro plazo, podría determinar que en torno al año 2,500 de nuestra era, hubiese una nueva conflagración mundial por causas de intolerancia religiosa.
Esto se deduce por las diversas cruzadas mundiales que se realizan para ganar adeptos con ya superadas doctrinas que mantienen matrices equívocas de pensamiento.
Este movimiento, hoy en día, va ganando adeptos y se está fortaleciendo. Pero manejan errores de fondo que no están, ni estarán dispuestos a rectificar.
Por ejemplo, sería preciso:
1)      Centrar la atención directamente en la Divinidad y no en alguien identificado con un adjetivo, o en intermediario, o en un hombre transformado en la divinidad;
2)      La inmortalidad del Espíritu y la reencarnación;
3)      La vida en infinidad de mundos, cuya perspectiva universal echaría por tierra, automáticamente, un sinnúmero de errores.
Esto solo por mencionar tres aspectos, entre tantos otros, que cada quien debe ver por sí mismo, Escudero.
Nuestra misión, Escudero, es divulgar las verdades que seamos capaces de percibir, comprender y realizar. No para atacar ni al oscurantismo, ni a sus cultores. La luz evacua la oscuridad por sí sola, sin esfuerzo alguno, en tiempo oportuno, en el lapso perfecto de Dios.
Empero, Escudero, mientras la parte de la humanidad que se encuentra en niveles más elevados de conciencia, en las infinitas estaciones de la vida, es tolerante, la parte que representa el oscurantismo, está muy lejos de serlo.
Con el tiempo, la corriente oscurantista irá exasperando a la tolerante, induciéndole a una reacción emancipadora, que desembocará, como hemos dicho, en esa confrontación libertadora del pensamiento y recuperación de los derechos inherentes.
Estamos observando, Escudero, una nueva manifestación del líder sonrisa de hiena, depredador nato y empedernido, para no mencionar otros atributos menos elegantes.
El líder con sonrisa de hiena, se ríe con astucia e hipocresía, con cara dura, y va hacia adelante, en pos de su objetivo, sin importarle nada ni nadie, sin pudor, sin vergüenza, sin moral y sin valores éticos. Tampoco hace nada para ocultar estos nefastos vicios, al contrario alardea de ellos, porque, en su error se cree fuerte. El tiempo siempre demostrará la verdad.
Lo peor del caso, es que, su manipulación, sus amenazas y sobornos, suelen amedrentar a muchos y ganar adeptos para sus filas. Eso es cierto en determinado grado, en la pugna de la pseudo-verdad y la verdad auténtica, en determinados estados de conciencia.
Este tipo de líder oscurantista, sonrisa de hiena, tiene una paciencia casi infinita y una capacidad de trabajo increíble. Sabe lo que tiene que hacer, en forma debida, y en la indebida, también, a corto, mediano y largo plazo, manteniendo las apariencias de legalidad, hasta que queda desenmascarado. Aún así, siempre negará las apariencias, y achacará los resultados de sus acciones al adversario político, por el refinado arte de la descalificación.
Este líder sonrisa tipo hiena, además de reírse con descaro del contrincante, le advierte de lo que pretende llevar a cabo y se avoca en ello firmemente y con descaro.
Esa tenacidad, con métodos positivos, usando todos los valores correctamente, debe ser emulada por los portadores de la antorcha de la luz, del conocimiento genuino de la verdad gradual, ad infinitum, en la eterna polarización. Ya que, de lo que se trata es de una pugna entre la luz y la oscuridad, entre la libertad y la ausencia de ella; entre el bien y el mal.
Y el bien siempre triunfa sobre el mal, y la luz evacúa la oscuridad sin esfuerzo alguno.
Por eso, Escudero, -dice Hidalgo-, hay que centrarse en la difusión de la luz de los valores universales. Solo la verdad es capaz de emancipar las conciencias humanas y de hacer libre al hombre y a la humanidad. La ignorancia mantendrá esclavizado a quien no busca zafarse de la misma, en un incesante estudio para iluminar el propio Espíritu y depurar el velo de la separación entre el ser individual y la Divinidad, fuente de toda sabiduría de los valores universales y poder creador potencialmente infinito.
El líder sonrisa de hiena, conoce los puntos menos fuertes de su pueblo, y sabe lo que quiere. Adecúa su oferta electoral a esos anhelos, en parte con verdad y en parte con apariencias de verdad, diciendo las cosas que a la gente le gusta oír, y con un poco de trabajo, se apoderan de los rebaños y los van conduciendo al corral donde se encuentra el resto de la manada de borregos ya adoctrinados.
Qué puede hacer el borrego en contra del lobo, Escudero?
Pero, recuerda, Escudero, que cada manada de borregos, o corderos, tiene su pastor y sus perros guardianes. Aparecerán oportunamente, y le darán el merecido escarmiento al líder sonrisa de hiena, de turno, en tiempo oportuno y perfecto de Dios.
Se lleva a cabo una acción equilibradora y se van turnando en el escenario los lobos y los corderos; la ley y la injusticia, la luz y la oscuridad, el caos y el equilibrio, el orden y el progreso, en un constante ciclo que se repite incesantemente, ad infinitum, en una eterna polarización, como ya fue mencionado, Escudero.
Cada quinientos años, surge una nueva contienda más férrea, donde el oscurantismo toma, otra vez, más fuerza, después que se creía exterminado. Emerge en un nivel más elevado, pero, en igual grado lo hace la transmutación de los estados de conciencia, y los logros respectivos emancipadores hacia una nueva realidad, o progreso más elevado, también ad infinitum.
En el fondo, no es más que un mecanismo de la vida para lograr sus propósitos de progreso sin fin, avivando el ingenio en cada ser de los cuatro reinos naturales.
Hacia el año 30.000 de nuestra era habremos alcanzado ese nivel básico que permitirá optimizar el proceso  de la eterna polarización hacia más depurados estados de conciencia, en las infinitas estaciones, que permitan que la luz fluya luminosa y pura, siempre en determinados grados, en la marcha del ser hacia el infinito progreso, en el eterno retorno del ser individual, en los cuatro reinos naturales, hacia el Ser Universal.
La sonrisa del líder se irá transformando, en la misma medida en que deja de ser un depredador de su especie y se convierta en un cooperante de la misma.
Esa será la sonrisa del hombre justo y perfecto que aflorará, con naturalidad, por doquier, amigo Escudero.
Adelante con confianza.

martes, 13 de febrero de 2018

LA PATRIA ES DEL TAMAÑO DE LA CONCIENCIA DE QUIEN LA AMA -Los sueños de los Padres de la Patria-:


LA PATRIA ES DEL TAMAÑO
DE LA CONCIENCIA DE QUIEN LA AMA
-Los sueños de los Padres de la Patria-:

©Giuseppe Isgró C.


¿Cuales eran los sueños de Renny Ottolina, cómo líder que aspiraba a transformar a la Venezuela de su tiempo, en una potencia mundial?
Los sueños de Renny, los de Páez, los de Bolívar y los de todos los maestros de la Patria, siguen señalando hacia el norte de la brújula del porvenir, y todos los dieciséis puntos de la Rosa de los vientos, demarcando las rutas del progreso a la que está destinada la Nación. No existe ningún otro país en el mundo a quien le esté reservado un futuro de mayor esplendor que a Venezuela. En la vida de un país existen altos y bajos, noches y días, veranos e inviernos. Son ciclos alternos que se van turnando e inexorablemente, el uno deja el paso libre al otro, a pesar de los vanos intentos de líderes que aún con sus buenas intenciones, o sin ellas, no siempre aciertan en tomar la dirección correcta. Pero, al final, la ley divina saca el bien del mal aparente, o real. El tiempo de bloqueo da paso libre a la fuerza de empuje, y Venezuela que ha sido pródiga en dar tantos líderes visionarios y con afán de gloria inmortal, como Bolívar, y Miranda, como Páez y Sucre, como Urdaneta y José Vargas, y hombres íntegros como Rómulo Gallegos y Eleazar López Conteras, y líderes excelentes como Renny Ottolina, ejemplos y paradigmas vigentes, e inolvidablse, por el anhelo de perfección en la realización de la obra, cuando miles de jóvenes han perdido la fe en Venezuela, buscando los diamantes en patios ajenos, -que es un derecho natural-, sin embargo, no hay que olvidar que los diamantes se encuentran en el propio patio: en Venezuela, el mejor país del mundo, sí, pero que todos tenemos el derecho y el deber de construir con trabajo progresista, con ética y profesionalidad. Y sobre todo, con amor, justicia y progreso.
La noche está pasando, y el amanecer siempre vuelve, desde la noche de los tiempos, y esta vez no será la excepción. Son tiempos de preparación. Hay que prepararse para el gran progreso que se avecina. Un progreso indetenible que no existe ni existirá, en igual grado, en ningún país del mundo, como el que le espera a Venezuela. En cuánto tiempo? En el tiempo perfecto de Dios. .
Emulemos a Páez: En la Venezuela rural del siglo XIX, donde mucha gente no tenía sentido de pertenencia, ni sabía a que bando pertenecía, él, el Ciudadano Esclarecido, el León de Payara, el fundador del Poder Civil, el héroe de las Queseras del medio, donde con 153 hombres venció a un ejercito de 7.000 hombres, al mando de Pablo Morillo, -soldados que habían luchado contra Napoléon, es decir, no poca cosa, como una hazaña que denota que el venezolano es del tamaño del compromiso que se le pone en frente. Eso se ha dicho siempre, y la sabiduría popular es una guía certera. Páez, tenía conciencia clara, como él mismo lo explica en su Autobiografía, que le tocaría jugar un rol importante en los destinos de la Patria, y lo asumió desde muy joven, llegando a ser Presidente de Venezuela tres veces, además de héroe de incmparables dotes, casi legendarias, pero reales. Parafraseando a Renny, podría decirse que: -"La Patria es del tamaño de la conciencia de quien la ama".
El orden divino siempre prevalece, y cada quien es ubicado, o reubicado, en el orden que le corresponde, en el concierto de  todas las cosas, en tiempo oportuno.  Y las aguas ineludiblemente, al final llegan al mar. Confiar que el futuro será mejor que el pasado, es condición sine qua non. Así lo demuestra la historia.
El amor por Venezuela es un fuego divino que jamás se apagará; y esa luz del amor en la conciencia de cada ser, permitirá la rectificación, o retro-alimentación de los objetivos, en el tiempo perfecto de Dios.
Estos son tiempos de paz y de preparación. Hay que prepararse para el futuro. La gran Venezuela es una misión de todos, un deber de cada ser, sin distinciones de colores o ideologías. Es cuestión de amor, de la conciencia del propio deber y del ideal de progreso que, siempre aflora como misión divina inspirada por el Eterno. Ese país perfecto, o mejor que se busca afuera, es preciso construirlo adentro.
Hay que empezar por mejorarse a sí mismos y a soñar con el futuro anhelado. Hay que visualizar la Venezuela soñada por los Padres eternos de la Patria, como Miranda, Bolívar, Páez, Sucre, Andrés Bello, José Vargas, Rómulo Gallegos, Arturo Uslar Pietri y Renny Ottolina, entre tantos otros.
En Venezuela existe uno de los mejores recursos humanos del planeta, y muy bien preparado en las mejores Universidades nacionales y del mundo, capaces de reorientar a su mejor destino el país. Aún la gente más humilde del país, es de un gran talento y anhelo de progreso, poseyendo una gran capacidad de aprendizaje, que, en una de las mayores crisis ha demostrado inteligencia para afrontar y superar la adversidad, que, si no se evade, siempre trae un beneficio equivalente.
Cuál es el beneficio equivalente que traerá la actual época menos fácil? Según el tamaño de las crisis, cuando se afrontan y superan con éxito, siempre traen un beneficio equivalente o mayor. Por eso, se dice que los mayores progresos se alcanzan en épocas de grandes crisis: crisis de todo tipo: políticas, económicas, personales o espirituales.
Las situaciones generan los propios líderes de turno. Ningún líder es eterno. Su tiempo pasará con o sin gloria, de acuerdo con los resultados. Con paz en la conciencia, o con vergüenza, aunque a veces pareciera que algunos adolecieran de ella; pero no es verdad. La hora de la vergüenza llega para cada quien, si deja de honrar su compromiso asumido, al igual que la de la gloria inmortal a la que aspiraba Bolívar.
Bolívar sigue siendo el ejemplo a emular, como cuando en Casacoima, una vez superado el inminente peligro, recostado en una hamaca, sin camisa, en compañía de Jacinto Lara y Briceño Mendez, soñaba con la Campaña del Sur, para dar Libertad a Hispano-América, objetivo que, felizmente, en tiempo oportuno, tal como lo predijo, logró con gran efectividad, Y, en Pativilca, en las condiciones menos favorables que puede afrontar una persona, a una pregunta de Mosquera, sobre lo que pensaba hacer, respondió, avivándosele los ojos, irguiéndose y con vibrante tono de voz: TRIUNFAR!!!! Y Bolívar, y su gente, triunfó para gloria de la Patria: Venezuela.
Adelante.

sábado, 6 de enero de 2018

LA VERDAD ES EL CAMINO




LA VERDAD ES EL CAMINO

©Giuseppe Isgró C.


La verdad es el camino, y se expresa en la propia conciencia mediante los sentimientos inherentes a los valores universales. Cuáles son esos valores? El amor, la prudencia, la justicia, la igualdad, la compensación, la equidad, la fortaleza, la templanza, la belleza, e equilibrio, el orden, la armonía, la verdad, la responsabilidad y el deber, la bondad, el respeto, la honradez, el honor, el bien, la ambición y la aspiración, la conciencia de lo que se ignora, la aceptación de la realidad, el progreso, entre tantos otros que valdría la pena clasificar. Los sentimientos inherentes a cada uno de dichos valores, expresados en la conciencia sirven de parámetros dentro de los cuales es preciso enmarcan los pensamientos, los sentimientos, las necesidades, los deseos y anhelos, los objetivos y aspiraciones, las palabras, las acciones y las omisiones.
Lo hace por intuición, cuando el propio espíritu, en proyección hasta el lugar, o estado de conciencia en que se encuentra la verdad, la percibe, y la transfiere a la conciencia objetiva.
Por inspiración, cuando la misma Divinidad la inspira en la conciencia, o cualquier ente espiritual: La Divinidad lo efectúa por los sentimientos de los valores universales, o atributos divinos, mientras que los entes espirituales, generalmente, lo hacen por los pensamientos dentro de los pensamientos del perceptor.
Por supuesto, la percibe, también, y en forma más usual, por la percepción de los cinco sentidos, viendo la realidad en el entorno que le circunda, aplicando el razonamiento, regido por la lógica inductiva y deductiva, para interpretarla y comprenderla.
Por la experiencia, es la manera directa mediante la cual se percibe, comprende y realiza la verdad, en todas sus formas, vertientes y variantes. Esto permite un conocimiento vivo de la realidad. La experiencia, además de permitir un recuento contable de los hechos y actos que representan el medio de expresión de la verdad, desarrolla la aptitud de la percepción, de la comprensión y de la realización de la verdad en el propio ser que la experimenta, en los cuatro reinos naturales. Esta aptitud perceptiva, comprensiva y realizadora, le preparara para ascender por la escala evolutiva de la eterna polarización, pasando de un estado de conciencia a otro más elevado, ad infinitum. Es que la verdad se encontraba ya en su conciencia, en estado de potencialidad infinita. Pero, lo ignoraba, y aún desconoce ese grado infinito de potencialidad de la conciencia. La verdad, como camino, es el único medio de percibirla, en el eterno retorno del ser individual al Ser Universal, por medio de la experiencia. Podríamos decir: la verdad es el camino de la experiencia mediante la eterna polarización de un estado de conciencia a otro más elevado, sin alcanzar jamás a percibirla, comprenderla y realizarla totalmente. Una razón demás para sentir humildad frente a todos y al Todo, y darse cuenta del eterno aprendizaje que nos espera bajo la égida de los valores universales y la Divinidad, para ensanchar la conciencia de la verdad universal.
Pero, aún cuando el perceptor la pueda percibir, si todavía no ha desarrollado la aptitud comprensiva, pudiera percibirla y dejarla de comprender. Empero, le señalaría la verdad como camino, que habrá de recorrer por el estudio, la investigación, y sobre todo, por la meditación y la experiencia que, aún, le falta por adquirir.
Aún más, sin meditación, o meditando sin meditar, desprovistos de apegos, con la sola intención de percibir la verdad tal como es. Dejando que la mente comprenda y vea la verdad por sí misma mediante un tiempo suficiente de maduración de las ideas, pensando sobre las mismas, sin esfuerzo, sosegadamente, centrando la atención en los argumentos inherentes, estudiando las fuentes bibliográficas existentes, o por lo menos, al alcance de las propias manos. Mejor todavía, si se tiene acceso a la fuente primaria, directamente. Se trata de un estudio meditativo, sin meditar, colocando la mente en un estado receptivo, enfocada sobre el objeto de la verdad que se desea percibir, comprender y realizar. Por la ley cósmica, mientras más tiempo se centra la atención sobre un tema, más se desarrolla la conciencia perceptiva, comprensiva y realizadora sobre el mismo, y van aflorando las ideas que aportan el conocimiento del qué, del cómo, del cuándo, del dónde, del quién, del cuánto y del por qué.
Ver, comprendiendo sin esfuerzo y sin interferencia del ego, o de la mente objetiva. El qué, el cómo, el quién, el cuándo, el dónde, el cuánto y el por qué, fluirán con naturalidad. Hay que colocarse en el estado perceptivo, comprensivo y realizador, viendo las cosas tal como son, que es lo único que, en definitiva, importa. De nada sirve auto-engañarse dejando de reconocer la realidad. Reconocer la verdad, tal como es, en el estado de conciencia inherente al propio desarrollo, es un acto de honestidad consigo mismo y con los demás. Si sabe, es importante estar consciente de ello; si no se sabe, y se reconoce que se ignora, se abre el camino de la verdad que es preciso recorrer hasta compenetrarse el estado de conciencia que la aporte en todas sus vertientes y variantes, en determinado grado, siempre ascensional.
La verdad es un camino interior, circunferencial, en forma de espiral, que se va expresando en la conciencia como conciencia de la Divinidad y de los atributos divinos o valores universales. Si no se interfiere, la verdad misma va abriendo el camino de su propia expresión, mediante las necesidades, los deseos y las propias aspiraciones. Lo más importante, es que la verdad, paralelamente, va expresando su propio poder de realización, para realizarse a sí misma en la conciencia de quien la experimenta, y en la conciencia de quienes por perciben por efectos de la resonancia magnética: comunicación de conciencia a conciencia y por el ejemplo.
Al experimentar la conciencia de la propia ignorancia, en determinado grado, dándose cuenta de la misma, es preciso dejar que la mente, por si sola, encuentre la verdad inherente, siempre relativa, sin interferencias por los apegos. A un cierto momento, aflora el estado de conciencia que contiene el grado de verdad equivalente, en una eterna polarización.
Aún así, para optimizar la verdad y vivificarla, es preciso el estudio a fondo, mediante la búsqueda sin búsqueda. Una paradoja. Esto significa, mente abierta sin apego a una creencia previa, o matriz de pensamiento, que, aún percibiendo la verdad, impediría comprenderla y realizarla.
Esta es la razón por la cual Séneca decía: -"Muchos habrían alcanzado la sabiduría si no se hubiesen creído ya sabios"-.
Hay que cultivar el hábito de ver las cosas tal como son, verlas donde están, como están y comprenderlas sin juicios previos o prejuzgarlas. Simplemente, verlas y aceptarlas como son, sin la distorsión del juicio de autoridades previamente constituidas.
Es necesario deslastrarse del temor de ofender a las autoridades auto-proclamadas sobre determinadas materias imponiendo límites arbitrarios a la verdad.
Hay que trascender las matrices de opiniones que se han formado sobre determinadas verdades, por generación espontánea, y sobre todo, por las matrices de opiniones hábilmente dirigidas por los enemigos naturales del progreso humano, Tales enemigos de la verdad jamás se muestran y se encuentran donde menos se pueda pensar: en la propia casa, en la política, en cualquier corriente de espiritualidad, en el trabajo, en los estudios de cualquier ciencia, y en todos aquellos grupos que durante milenios han buscado de mantener a la humanidad en el oscurantismo medioeval.
Algunos grupos son fácilmente observables, y detectables, leyendo algún libro de historia de la ciencia, o de corrientes espirituales.
Aún hoy, en muchos de esos grupos hay una parte visible que trabaja a plena luz. En muchas áreas en que se han descubierto grandes verdades, en torno a múltiples temas, siguen difundiendo, y manteniendo, matrices de opiniones obsoletas. Cuál es su finalidad? Pareciera existir un interés de mantener encasillada a la humanidad dentro de unos parámetros de progreso mental en los cuales sea fácilmente manipulable, y controlada. Qué ejemplos se podrían anteponer sobre algunas áreas? La reencarnación y las leyes que le rigen; la supervivencia del Espíritu después de la desencarnación; conocimientos sobre civilización antiguas, muchos de cuyos descubrimientos se ha ocultado, destruido o hecho olvidar, como ocurrió después del descubrimiento de América. Quién puede imaginar todo lo que se destruyó, en América, en relación a las civilizaciones preexistentes? Una parte de la misma, la describe Bartolomé de Las Casas, en su obra. No hay que ir muy lejos para darse cuenta:
a) La destrucción de grandes bibliotecas, como la de Alejandría, la de Córdoba, que son las más importantes, que hizo olvidar la cultura clásica, durante toda la edad media, con excepción de la civilización árabe, y de el acervo conservado en los países asiáticos. Ese saber se recuperó, en parte, con el surgimiento del humanismo, en el siglo XIV, en Florencia, Italia, y el posterior surgimiento del Renacimiento italiano, primero, y europeo, después. Pero, cuántos tesoros se perdieron? Quién podría decirlo?
b) Muchos de los descubrimientos efectuados en los siglos XIX y XX que dieron una importante apertura sobre el camino de la verdad integral, se están haciendo olvidar nuevamente, desde 1960 en adelante, y de manera más profunda, a partir de 1990, radicalismo que, se ha ido acentuando inhibiendo la libertad de pensamiento a nivel mundial. Uno de estos campos es el de la Parapsicología, por mencionar uno solo.
c) El conocimiento de la vida en otros planetas, que cambiaría la perspectiva de la verdad, sobre muchas ideas ya obsoletas, que aún se conservan, y enseñan, en muchas corrientes de pensamientos, y de espiritualidad. Hay cruzadas a nivel mundial para seguir proyectando errores de fondo, cuyas matrices de opiniones, muchas personas creen que son verdad, sin serlo.
Los líderes mundiales sí saben cuales son esos errores de fondo, y tienen la responsabilidad y el deber de contribuir en las inherentes actualizaciones en las nuevas Legislaciones. Es preciso, establecer, legalmente, la obligación de que, todos los grupos –de cualquier índole: cultural, espiritual, científicos, etc., que ahora siguen enseñando errores de fondo de acuerdo con lo que la ciencia ha descubierto con clara evidencia de la verdad, deben reajustar sus enseñanzas, divulgando los nuevos progresos, desechando los errores inherentes. De todas maneras, dichos grupos, si dejaran de actualizarse a los nuevos progresos, serían gradualmente abandonados por sus seguidores, en el espacio y tiempo, ya que, la humanidad seguirá avanzado hacia nuevos niveles de conocimientos, acordes con la realidad, en una eterna polarización.
d) Esas verdades son relativas, también, en torno a la salud. Ha habido grandes aportes en la medicina homeopática, en la dietética, en la psicología y en la psiquiatría, en las ciencias del Espíritu, por citar solo algunos casos, que pese a su divulgación cada día mayor, se mantiene casi en el olvido su puesta en práctica de tales conocimientos, que deberían impartirse desde la escuela primaria, en muchos casos. Esta omisión se realiza, consciente, o inconscientemente, en detrimento de la humanidad. Si lo que está en uso sería lo pertinente, sería evidente que tendríamos a una humanidad saludable a nivel físico, mental y espiritualmente. Es así?
e) Qué grupos de poder, a nivel mundial, se encuentran detrás de los gobiernos de corte autoritario, que, en sus proyectos, buscan hacer retroceder a los habitantes de sus respectivos países cincuenta o más años en el progreso, imponiendo inhibición de pensamiento, y aislándolos del resto del mundo, con efectos nocivos a nivel integral? Estos grupos visibles algunos, y otros que no los son, manejan matrices de opiniones con apariencia de verdades, sin serlo realmente, por lo menos en su totalidad, a sangre y fuego, si es necesario, al estilo post Nicea, a partir del año 325 de nuestra era. Hay, también, incontables casos en la antigüedad.  A quién beneficia ese retroceso intencional en el progreso de los pueblos? No vayamos a creer que esto ocurre únicamente en los países denominados del tercer mundo; no, en muchos de estos países, sus habitantes han desarrollado un nivel de libertad de conciencia, amplitud de pensamiento y progreso espiritual, que trascienden en algunos aspectos a los denominados de primer mundo. Quienes son esos grupos, ahora, y quienes fueron a lo largo de la historia? Evidentemente, se han sumado nuevos grupos, en el siglo XX. Quién puede saber quienes son? No es fácil la respuesta porque ellos no dan la cara y manejan matrices de opiniones en contra de los grupos que sí, en forma auténtica, son portadores de la antorcha de la verdad, siempre relativa, por supuesto. Los manipuladores de la verdad, se encuentran en todas partes, donde menos se piensa, sobre todo, es fácil observarlos en donde se inhibe la libertad de pensamiento, descalificando a los trabajadores del progreso. Lo que sí es cierto, son una mínima parte de la humanidad, que gradualmente, más temprano que tarde, a su vez deberán transformarse en difusores de la verdad. Es ley de vida, y la humanidad, gradualmente, alcanza niveles de conciencia más elevados; va percibiendo la verdad tal como es, en todas sus vertientes y variantes, gradualmente, sin pararse jamás.
La solución, al alcance de todos, es una efectiva educación masiva sobre los valores universales, desarrollando estados de conciencia éticos, mediante los cuales, cada ser, sea capaz de discernir la verdad por sí mismo.
Es decir, hay que trascender las apariencias de la verdad. El sentimiento de los valores universales, en la conciencia, señala el cauce de la verdad que conduce, ad infinitum, a la verdad total, sin jamás llegar a percibirla, totalmente, ya que siempre, se encontrará un más allá, en todas sus vertientes y variantes.
En la verdad, como camino de la experiencia, cada ser, en los cuatro reinos naturales, cosecha lo que siembra, y siendo los frutos obtenidos cada día mejores, cada quien se entusiasmará para hacer de la verdad su camino, ad infinitum.